Esquiar y practicar snowboard, hacer ciclismo de montaña, realizar senderismo o escalada...hay una infinidad de motivos por los cuales personas de todo el mundo visitan Whistler, en la Columbia Británica.

 

Es bien sabido que Whistler Blackcomb es uno de los complejos de esquí más grandes de América del Norte y un imperdible para practicar actividades de invierno. Lo que muchos no conocen es su encantadora aldea peatonal de estilo europeo que se encuentra en la base de las montañas, y que es una gran atracción en sí. Pintorescos caminos de piedra, pequeños puentes, ingeniosas recreaciones, una multitud de árboles y flores inundan en lugar de magia y emociones para los viajeros. Whistler es un lugar casual, amigable y divertido, donde la gente pasea, va de compras, come y se reúne en mesas al aire libre para juntarse con amigos, probar las cervezas locales y escuchar música en vivo. A continuación, te decimos todo lo que no puedes perderte en The Village después de tu aventura.

 

Para observar

Visita guiada por el Centro Cultural Squamish Lil’wat

Aprende sobre el arte, la historia y la cultura de los pueblos originarios en el moderno y luminoso Centro Cultural Squamish Lil’wat. Con tallas de madera, canoas, tejidos, máscaras, esculturas y exhibiciones interactivas curadas con dedicación, este lugar es toda una gema de la cultura. Prueba bocados locales en el café, elige un recuerdo artesanal en la tienda de regalos o súmate a las visitas guiadas, que se llevan a cabo cada hora. En este lugar también se encuentra la PassivHaus (casa pasiva) de Lost Lake (la primera construida en Canadá); esta casa presenta una arquitectura de avanzada que ahorra energía (pasiva-solar) y utiliza un 93 % menos de energía que una casa tradicional. Además, funciona como parada para esquiadores en invierno y se encuentra en la entrada del Parque Lost Lake, donde sin dudas querrás dar un paseo. Whistler tiene una activa escena artística, con muchos artistas y galerías, pinturas, esculturas y medios mixtos, que incluye las galerías de arte Adele Campbell Fine Art y Fathom Stone Art Gallery. Todo el mundo habla del Museo de Arte Audain y de su edificio angular, que se inauguró en 2016 y alberga esculturas de los pueblos originarios, obras modernas y pinturas icónicas realizadas por algunos de los mayores talentos de Canadá, como Emily Carr y E. J. Hughes.

 

Actividades

The Village - Crédito: Tourism Whistler/Mike Crane

The Village es el centro de la vida social y nocturna de Whistler. Para que te orientes, esta villa se divide en tres zonas: Village propiamente dicha, Village North y Upper Village, las tres unidas por un paseo peatonal. Toma asiento en algún patio al aire libre de Village Square en cualquier época del año, de día o de noche. Suele haber música en vivo, DJs, entretenimiento y mercados de comida. Dubh Linn Gate es uno de los más recomendados, con comida rápida de origen irlandés y 25 tipos diferentes de cervezas. Lo mismo sucede con el bar especializado en vino Basalt, una charcutería con cómodos sillones en su exterior. Una vez que baje el sol, dirígete al enorme patio de Merlin’s Bar and Grill, en Upper Village. Te encantará la decoración con paredes de troncos y cabezas de alces. Otro clásico es el festivo Longhorn Saloon & Grill, donde sirven nachos y cerveza al lado del fogón, al aire libre. Echa un vistazo a esta guía de bares para inspirarte todavía más.

 

Sabores

Excursión gastronómica Finer Things, organizada por Whistler Tasting Tours

¿Comer y beber? En Whistler puedes hacer las dos cosas. Puede que sea pequeña, pero esta villa tiene cerca de cien restaurantes con una gran variedad de opciones. Desde lugares sofisticados como Araxi Restaurant + Oyster Bar, que sirve comidas elaboradas con productos frescos y vinos de Columbia Británica, hasta sitios casuales como Caramba! Restaurante, para saborear comida mediterránea y pizzas a la leña. Bebe vodka frío en la sala de hielo bajo cero de Bearfoot Bistro  (no olvides ponerte un abrigo), contrata una de las excursiones de Whistler Tasting Tours para almorzar en diferentes lugares, o únete a la excursión de cenas Hidden Gems, para probar un poco de todo. El festival de la cerveza, que se organiza en septiembre, cuenta con 60 cervecerías, mientras que en noviembre tiene lugar Cornucopia, un desmesurado espectáculo de diez días para amantes de la comida. Prepárate para ir aflojando el cinturón.

 

Compras

De compras en Whistler Village - Crédito: Tourism Whistler/Chad Chomlack

 

Ir de compras también es todo un deporte en esta moderna ciudad. Tal vez quieras comprar un nuevo par de pantalones para esquiar o un top deportivo con estilo, o quizás solo quieras mirar. The Village tiene 200 tiendas, boutiques, galerías, joyerías y especialistas en moda y equipos para mantenerte ocupado. Encuentra marcas conocidas, como Patagonia y Helly Hansen, además de favoritos locales, como Mount Cashmere y Armchair Books. Reservar un tratamiento de spa en the Westin para recuperarte después de un día de shopping.

 

En invierno o en verano, en primavera o en otoño, Whistler te está esperando... Y puedes estar seguro de que será divertido. ¡Busca vuelos y comienza tu aventura!

Related Posts

Socios