Con su posición privilegiada en el Océano Pacífico y los relucientes rascacielos de su vibrante centro, Vancouver se compara con otras ciudades cosmopolitas, desde Nueva York hasta San Francisco y desde Hong Kong hasta Shanghai. Pero lo que hace singular a esta metrópolis con las montañas como telón de fondo es su mezcla diversa de culturas y estilo de vida relajado que encarna lo mejor de la costa oeste. La primavera es un momento ideal para descubrir el carácter y el ambiente juvenil de Vancouver. Esta guía es todo lo que necesitas para sumergirte en los encantos de la ciudad en una escapada de fin de semana de primavera.

Íconos para descubrir

La puesta de sol corre a lo largo del Malecón. Crédito de la foto: Seawall Destination BC/Maurice Li

 

El Malecón/Seawall: ya sea que camines, corras o montes en bicicleta,  el malecón de 17.5 millas es una excelente manera de ver la ciudad como un local, especialmente en primavera cuando los 43,000 cerezos de Vancouver estallan en nubes de color rosa. Elige tu propia aventura a lo largo de la ruta, que rodea el parque Stanley y que luego se bifurca en dos direcciones igualmente atractivas. Ve hacia las torres de Coal Harbour y rápidamente verás por qué Vancouver, la ciudad más densamente poblada de Canadá y la más ecológica, también ha sido llamada "Manhattan con montañas". Los hidroaviones se deslizan sobre edificios emblemáticos como el Centro de Convenciones de Vancouver (el primer centro de convenciones con certificación de doble platino del mundo) donde grandes pensadores se reúnen para las conferencias y charlas TED organizadas aquí hasta el 2020.​

 

También ve hacia el malecón y atraviesa extensos parques y barrios de moda tales como Yaletown y la Villa Olímpica, donde los atletas vivieron durante los Juegos de Invierno de 2010. El malecón avanza hacia el este a través de Granville Island y Kitsilano, el lugar de nacimiento de Lululemon (su primera tienda se encuentra en West 4th Avenue). La trayectoria termina a lo largo de Spanish Banks, una serie de playas de arena donde el impresionante paisaje urbano de Vancouver solo es eclipsado por las montañas masivas más allá.

El parque Stanley y el puente Lions Gate Bridge. Crédito de la foto: Stanley Park Lions Gate Destination BC/Kezia Nathe

Stanley Park: una quinta parte más grande que Central Park, este bosque urbano que rodea el centro de la ciudad está rodeado por el Malecón a lo largo de cinco millas, y marcado por puntos de referencia de fácil acceso tales como Siwash Rock (una pila de mar de 32 millones de años), playas y un cañón llamado la Pistola de las 9 en punto que se dispara todas las noches. Junto con las focas de puerto, las águilas calvas y una colonia de garzas azules del Pacífico (llamadas "dinosaurios voladores"), el parque alberga el Acuario de Vancouver. Este centro de investigación marina, rescate de animales y conservación alberga más de 30 exhibiciones con vida marina desde los trópicos hasta el Ártico, brindando a los visitantes una experiencia sensorial completa.

Mercado nocturno de Richmond. Crédito de la foto: Destination BC/Kezia Nathe

 

Mercados nocturnos: los productos artesanales, la música en vivo y los eventos tales como el festival de la sidra, BC Cider Fest, atraen a la gente a la "vida local" que se desarrolla en el Shipyards Night Market en el paseo marítimo del norte de Vancouver. En toda la ciudad, hay un ambiente diferente en el Mercado nocturno de Richmond al aire libre, el evento más grande de este tipo en América del Norte. Allí, la comida callejera es tan auténtica (piensa en los tamales de sopa de Shanghai, el té de burbujas taiwanés y la barbacoa coreana), que el New York Times elogió a Metro Vancouver como el mejor lugar para comer comida asiática en América del Norte. Más allá de la comida alucinante, los lugareños vienen aquí para el entretenimiento sin parar y los extravagantes hallazgos de los puestos de venta detallista. En el verdadero estilo de Asia, el efectivo es el rey en el mercado, así que asegúrate de pasar por un cajero automático antes de salir por la noche.​

 

Granville Island: este templo de arte, cultura y cocina local está anclado por el Mercado Público, un imán para los amantes de la comida como el famoso chef David Chang, quien exploró los puestos repletos de frutas y verduras frescas de la granja, quesos artesanales y mariscos locales sostenibles, tales como langostinos manchados vivos de BC - solo disponibles en primavera. Este manjar se convierte en la estrella de cada menú en los restaurantes de la isla durante el Festival de Langostinos Manchados.

Barrio Chino de Vancouver.

 

Barrio chino: edificios centenarios de baja altura, letreros en chino en las vidrieras de las tiendas y aromas intrigantes que surgen de los restaurantes de la vieja escuela caracterizan esta área que fue el hogar de 1,000 inmigrantes chinos durante la década de 1890. Los lugareños aún venden alimentos y hierbas tradicionales chinas, tales como mariscos secos, champiñones y ginseng en tiendas compactas localizadas entre boutiques, bares y restaurantes ultra modernos que sirven desde comida asiática moderna hasta pizza vegana.​

 

Ahora un sitio histórico nacional, las piezas del pasado se mantienen con vida. La colección de arte contemporáneo del Museo Rennie se exhibe en el edificio más antiguo del Barrio Chino, el Edificio 1189 Wing Sang. Los ecos del Suzhou del siglo XIV (declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO) resuenan en todo el Jardín Chino Clásico del Dr. Sun Yat-Sen, especialmente en primavera, cuando los ciruelos están en flor. Carpintería tallada, tejas hechas a mano y ventanas de celosía son las obras maestras de 53 artesanos que vinieron de China para construir este "jardín de eruditos" utilizando técnicas centenarias. No es de extrañar que National Geographic lo haya calificado como el mejor jardín urbano del mundo en 2011.

 

Explora al aire libre

Vancouver visto desde la tirolesa Grouse Mountain. Crédito de la foto: Grouse Mountain

Descubre las montañas: ¿qué es más emocionante que dar un paseo en el “Skyride” de Grouse Mountain (el sistema de tranvías aéreos más grande de América del Norte) hasta la cima de Vancouver? ¡Desayunar con los osos pardos que viven en el refugio de vida silvestre de la montaña! En primavera, Grinder y Coola, que quedaron huérfanos cuando eran cachorros, despiertan de la hibernación. En la montaña, puedes encontrarte a ti mismo recorriendo los senderos bordeados de árboles, volar por el cielo en una tirolesa y probar tu equilibrio en un curso de cuerdas aéreas que atraviesa el dosel del bosque.

Canto de las orcas. Crédito de la foto: Destination BC/Garry Henkel

Avistamiento de ballenas: la primavera es el mejor momento para ver manadas de orcas y ballenas grises del tamaño de un autobús, que migran a las aguas de la costa de Vancouver para alimentarse. Las excursiones de avistamiento de ballenas parten del centro de Granville Island y Coal Harbour, lo cual facilita salir al agua y ver la vida silvestre, incluidas las increíbles águilas calvas cuyas alas se extienden hasta ocho pies.

Camina por la selva tropical: ¿Quieres hacer un paseo por un sendero en el bosque o una playa solitaria azotada por el viento? Es una posibilidad definitiva en el Parque Regional Pacific Spirit de 1,900 acres, justo en las puertas de la University of British Columbia. Camina o trota por los senderos sombreados con cedros y abetos gigantes, tales como el sendero Beach Walk, que ofrece vistas de Vancouver y las montañas.

Los mejores lugares para el “brunch”

Edible Canada: únete a los locales que se reúnen en Granville Island el fin de semana para encontrar donde sentarte en los patios y comer platos hechos casi exclusivamente con ingredientes canadienses. Prueba el sandwich “Wild Salmon Po’boy” o el “Duck Poutine”, un plato típicamente franco-canadiense compuesto de papas fritas cubiertas con gravy de pato y coronado con queso y un huevo frito.

 

Chambar: los delicados waffles belgas que vienen con ingredientes tales como tocino y caramelo o chocolate blanco, pistaches y agua de rosas, son el atractivo de este magnífico restaurante en Crosstown el cual cuenta con un patio soleado. ¿Prefieres algo más extravagante? Elige un “brunch” no convencional, como el cassoulet de pollo con guisantes negros y el Bol Santé, el cual consiste en tofu de la Isla Salt Spring, acompañado con mantequilla de cúrcuma y anacardo y un huevo marinado.​

 

Aprendiz de agricultor: ¿qué está de temporada? Lo que sea que esté en tu plato en este restaurante del West Side dedicado al uso de ingredientes locales, orgánicos y éticos. Cada plato se prepara cuidadosamente y esto se nota, con platos de “brunch” tales como tallarines hechos a mano y setas asadas. Pide una cerveza de barril local o una kombucha artesanal para acompañar.

 

 

Tap and Barrel: el “brunch” en este restaurante y cervecería, que cuenta con ubicaciones frente al mar en Coal Harbour y Olympic Village, es un clásico donde los platos que absolutamente debes probar van desde huevos benny y tostadas de aguacate hasta pollo y waffles rociados con miel de maple canadiense de verdad. La cerveza artesanal de la casa fluye de la llave. Este es el lugar perfecto para probar un César, la versión canadiense de un Bloody Mary.​

 

Forage: “De la granja a la mesa” no es solo un concepto en este sitio para “brunch” en la bulliciosa calle Robson. Es casi una carta de amor a los agricultores, proveedores y destiladores de B.C. cuyos nombres están orgullosamente impresos en el menú. Un favorito local que satisface cada vez más es la galardonada sopa de mariscos de Forage, un platillo destacado y reconfortante emparejado con chicharrón crujiente y un huevo de codorniz. Quédate más tiempo y saborea la variedad de vinos y quesos locales.

 

Medina Cafe: cocina de inspiración mediterránea, decoración del viejo mundo, café enriquecido con bourbon de nuez con infusión de la casa; son solo algunas de las razones por las que este restaurante de “brunch” en el centro está caliente. Encuentra platos rústicos y refinados tales como huevos escalfados o fritos servidos con paella picante, abundante cassoulet y tagine con sabores de la tierra, con limón en conserva.

Cervecerías artesanales

 

Main Street Brewing Company: la cerveza artesanal parece fluir por un barrio de Vancouver del este que alguna vez se llamó Brewery Creek y ahora se conoce como "Yeast Van" por su gran número de cervecerías artesanales. Main Street Brewing ocupa un edificio histórico que data de 1913, por lo que es un escondite apropiado para tomar una pinta de Naked Fox IPA o su homónimo Pilsner.​

 

Brassneck Brewery: relájate en la sala de degustación y prueba cervezas experimentales como la cerveza de centeno Normalizer y una de las ofertas más nuevas de Brassneck, la Five O’Clock Shadow, una cerveza de avena tostada. No hay cocina en esta concurrida cervecería, pero si te da hambre, ordenea algo de los food trucks que aparecen allí por las noches.​

 

Strange Fellows Brewing: con solo 4.0% ABV (acrónimo de alcohol por volumen), esta cerveza rubia de lúpulo seco de Talisman West Coast es ideal para disfrutar pasando una tarde en esta cervecería, donde es posible hacer un recorrido detrás de las escenas de sus operaciones (para ello, envía un correo electrónico o llama con anticipación). Se llevan a cabo "sesiones de arte extrañas” mensuales dentro de la Galería Charles Clark de la cervecería, dando a los clientes una excusa adicional para visitarla a menudo.

 

Semana de la cerveza artesanal de Vancouver: es difícil imaginar que solo había 15 cervecerías participando en esta celebración de espuma que dura una semana cuando comenzó en 2010. Desde entonces, este evento que se despliega por toda la ciudad se ha incrementado para incluir más de 100 cervecerías artesanales y sidrerías (que sirven más de 300 tipos de alcohol) provenientes de Vancouver y de toda América del Norte. Los food trucks también se encuentran dispersos por la ciudad para poder alimentarte mientras bebes.

Moody Ales, Port Moody. Crédito de la foto: BC Ale Trail

Brewer’s Row: Aventúrate más lejos en la comunidad de Port Moody, donde han aparecido cuatro cervecerías artesanales en Murray Street, cada una con un estilo característico. La empresa familiar Yellow Dog Brewing Co., elabora cervezas sin filtro con nombres centrados en los perros, tales como Chase My Tail Pale Ale (Cerveza Rubia Persigue Mi Cola). Al lado está Twin Sails Brewing, dirigida por los gemelos idénticos Cody y Clay Allmin que han llevado la "artesanía" a nuevos niveles con cervezas tales como la Con Leche, una cerveza de leche estilo horchata. Moody Ales (prueba la Huge Citrus Hazy Pale) aumenta la diversión con noches de juegos de trivia y de música en vivo, mientras que The Parkside Brewery ofrece su espuma durante todo el año y cervezas de edición limitada, tales como la Attack of the Cherry Stout, una cerveza negra imperial fuerte con 8.3% de ABV. No puede faltar The Bakery, una cervecería que acaba de abrir sus puertas y en la que se trata de experimentar con estilos, métodos e ingredientes locales. Sus cervezas se elaboran en lotes extremadamente pequeños, por lo que siempre encontrarás algo nuevo de barril y es posible que nunca lo vuelvas a ver.

Compras locales

 

National Standards: los caballeros reciben lo último en ropa casual de la costa oeste con las camisas hechas a la medida de esta marca de Vancouver con estampados llamativos. Y para esos días más frescos de primavera en Vancouver, podrás mantener tu elegancia con abrigos tales como las clásicas chaquetas militares de piloto en una variedad de colores. Visita la tienda insignia de National Standards en South Granville Street, o explora la marca en las boutiques tales como Motherland y Still Life.​

 

Erin Templeton: La diseñadora Erin Templeton ha estado transformando el cuero vintage "no querido" en bolsos y accesorios elegantes para la multitud ecológica y de estilo de Vancouver desde que abrió su tienda homónima en Gastown en el 2007. Desde entonces, ha ampliado su marca para incluir vestidos simples y chaquetas, que están hechos a mano en su estudio del centro.

Herschel Supply Co.: los hermanos Lyndon y Jamie Cormack comenzaron su marca de accesorios con sede en Vancouver en el 2009, con mochilas exclusivas que combinan durabilidad con el estilo tradicional. Sin embargo, no fue hasta el 2018 que Herschel abrió su primera tienda insignia de América del Norte, un hermoso espacio en Gastown. Tendrás muchas opciones cuando explores las extensas líneas de accesorios de viaje, ropa, gorras y más de Herschel.

Oak + Fort: los estilos minimalistas en tonos neutros son los que hacen de esta empresa local un lugar ideal para comprar zapatos, ropa, accesorios y artículos para el hogar con estilo. Su nueva colección cápsula se centra en elementos básicos de fabricación sostenible como sudaderas y sudaderas. Visita la boutique de Gastown cuando explores el vecindario o encuentra sus tiendas en los centros comerciales de lujo de la ciudad, tales como Oakridge Center y Park Royal.

Descubre la cultura

A-maze-ing Laughter por el artista Yue Minjun en Morton Park (Davie and Denman) en English Bay. Crédito de la foto: Tourism Vancouver/Nelson Mouellic

Bienal de Vancouver 2018-2020: Explora las diversas comunidades de Strathcona, Granville Island y Kitsilano en una visita autoguiada de los primeros proyectos públicos de re-IMAGE-n, la cuarta entrega de la Bienal de Vancouver. Este museo al aire libre es un despliegue de piezas que invitan a la reflexión (incluidas piezas permanentes "heredadas" de artistas como Yue Minjun de China) presentadas en espacios públicos en Vancouver y sus alrededores.

El Museo de Antropología de la Universidad de Columbia Británica.

Museo de Antropología: Tótems tallados por artistas indígenas locales dan la bienvenida a los visitantes al MOA en el campus de Vancouver de la UBC. La galardonada estructura de vidrio y acero, diseñada en forma de una casa larga aborigen, alberga cerca de 50,000 obras. Tómate el tiempo para examinar la impresionante colección de arte de la costa noroeste del museo durante la exposición In a Different Light, ubicada en la nueva galería, Elspeth McConnell Gallery of Northwest Coast Masterworks, del museo.

La Galería de Arte de Vancouver, un oasis en el centro de Vancouver. Crédito de la foto: Destination BC/Tanya Goehring

Galería de Arte de Vancouver: el arte y la arquitectura se mezclan maravillosamente en este edificio neoclásico de 1906 que anteriormente fue un palacio de justicia. La extensa colección de la institución incluye obras de Emily Carr, nacida en Victoria, uno de los artistas más célebres de Canadá, cuyas convincentes pinturas de paisajes representan las aldeas de las Primeras Naciones de la Columbia Británica y las selvas tropicales esmeraldas de la isla de Vancouver. En contraste, encontrarás exposiciones como Cindy Sherman, una exposición importante que explora el desarrollo del trabajo de Cindy Sherman desde el comienzo de su carrera a mediados de la década de 1970 hasta la actualidad.  Escondido en el segundo piso, encontrarás un café estelar con uno de los patios más relajantes del centro de la ciudad.

Related Posts

Socios