Cuando llega el invierno en Canadá, las tormentas azotan las costas del Pacífico y el Atlántico, la nieve cubre todo lo que hay en el medio y la calefacción aumenta, mucho, en el interior. Todo lo cual ha dado lugar a una refrescante lista de escapadas de temporada fría claramente canadienses.

 

Por lo tanto, si nunca has estado en Canadá fuera del verano o aún no lo has visitado, es posible que te encuentres empacando para lugares frios después de leer esta lista de escapadas invernales imprescindibles.

Diviértete en las pistas

Entre las cosas más emocionantes para hacer en Canadá durante el invierno, el esquí y el snowboard prometen aire fresco, vistas resplandecientes de las montañas y montones de nieve que parece polvo fresca, característica del país. Resorts grandes y pequeños están por doquier (incluso hay uno en las praderas), que ofrece pistas desde fáciles hasta épicas, a menudo con opciones para comer, après-ski y alojamiento al lado de las pistas.

Solo la Columbia Británica alberga trece importantes complejos turísticos. Atraviesa una de las nevadas más grandes de América del Norte (36 pies anuales) en Mt. Washington Alpine Resort, a 1 hora y media en auto al norte de Nanaimo en la isla de Vancouver; recorre las pistas en uno o en los ocho patios de recreo invernales a lo largo de la legendaria Powder Highway de las montañas Rocallosas Kootenay; o sumérgete en Alpine Fondue & Starlight Descent en Sun Peaks Resort: este “Mejores Viajes Invernales de 2019” de National Geographic se encuentra a solo una hora en automóvil al noreste de la ciudad ribereña de Kamloops.

Al lado, en la provincia de Alberta, bordeada por las Montañas Rocallosas, un boleto te lleva a tres destinos de pistas de esquí y snowboard: Lake Louise Ski Resort con 4,200 acres de terreno variado, Banff Sunshine Village con su temporada de siete meses y Banff Mount Norquay, hogar de la carrera de esquí anual consecutiva más larga de Canadá. A media hora en automóvil al sur de la tranquila ciudad montañosa de Jasper en Alberta, Marmot Basin cuenta con la base de mayor elevación de Canadá (5,570 pies) y las comodidades más asequibles de América del Norte.

 

En el otro lado del país, Tremblant tienta con 102 pistas, la cantina móvil en la montaña, Le Nomade, y un pueblo peatonal de estilo europeo a 90 millas al noroeste de Montreal, Quebec.

Relájate en un spa o aguas termales

Canadá en el invierno significa árboles cubiertos de nieve y témpanos relucientes, que se ven mejor desde los cálidos alrededores de un spa o de una fuente termal.

En la Columbia Británica, sumérgete en una alberca mineral revestida de piedra y disfruta de tratamientos relajantes en el Grotto Spa at Tigh-Na-Mara en Parksville, a dos horas en automóvil al norte de Victoria y número uno en la lista de los 50 mejores spas de Canadá de Spas of America. Sumérgete en una cueva natural con forma de herradura y una alberca al aire libre en el Ainsworth Hot Springs Resort de propiedad indígena de Ktunaxa en las Montañas Rocallosas de Kootenay.

Elegido por votación como el Mejor Spa en los premios anuales Best of Calgary, el Riverside Spa a lo largo del río Bow de Alberta cuenta con una sala de vapor de eucalipto, duchas suizas con gotas de lluvia y un salón de luz tenue con chimenea. Un viaje de seis horas hacia el norte, Miette Hot Springs en el parque nacional de Jasper gorgotea con los manantiales minerales más calientes de las Montañas Rocallosas canadienses: a una temperatura de 129°F en su fuente de montaña, el agua se enfría hasta unos cómodos 104°F en la alberca.

Hacia el este, súbete a las famosas aguas flotantes de Manitou Springs Resort y Mineral Spa en Manitou Beach, Saskatchewan; o deléitate con los tratamientos del Solstice Spa y la piscina del Elkhorn Resort en el bosque boreal de Manitoba central; vuelve a finales del año 2020 cuando el nuevo Elkhorn Nordic Spa abra sus puertas con una alberca templada, una inmersión fría y un pabellón de relajación. ¿No puedes esperar? Unos 30 de los más de 200 spas de Quebec ya ofrecen comodidades de estilo escandinavo, incluyendo la experiencia termal de frío y calor del Strom Spa Nordique

Disfruta de una aventura poco convencional

Más conocido por sus mariscos y el avistamiento de icebergs, Canadá del Atlántico también ofrece una variedad de novedosas actividades invernales. Contempla el paisaje de Gaff Topsails, cargado de ventisqueros en el centro de Terranova y Labrador, en un tour en motonieve de Hodges Hill, luego acomódate en un chalet de concepto abierto con vista al río para pasar la noche. Prueba el ciclismo con llantas gordas en parque nacional Kouchibouguac de Nuevo Brunswick, donde los senderos cuidados serpentean a través de un bosque acadiano de árboles mixtos. Mientras tanto, caminatas con raquetas de nieve, un sauna de infrarrojos para dos, sesiones de Qi Gong y una yurta mongol con aroma a cedro forman parte del paquete Snow Much Fun en Cabot Shores, al comienzo de la ruta Cabot Trail de 300 kilómetros de Nueva Escocia. Mientras que todo el clan puede practicar “tubing”, patinaje al aire libre o esquí de fondo en el complejo familiar Mill River de la Isla del Príncipe Eduardo, a una hora y media en auto isla arriba desde la capital histórica de Charlottetown.

En el norte, emprende una de las vacaciones de invierno más importantes de Canadá: los trineos jalados por perros. Haz como un “musher” en la excursión en trineo de perros de varios días de duración ofrecida por Into the Wild Adventures, donde conducirás tu propio equipo de perros de trineo a través de un paisaje de profundos valles, cañones y montañas en Yukón. O simplemente observa cómo se hace al presenciar parte de la legendaria carrera internacional de trineos de perros Yukon Quest, que se ejecuta desde Fairbanks, Alaska, hasta Whitehorse, Yukón, cada febrero. Practica el deporte en la carrera Fabulous Fun Run de 2 horas y media de Arctic Chalet Resort & Adventure Tours en los Territorios del Noroeste. O cruza la tundra cubierta de nieve o el océano helado en los viajes en trineo de perros de medio día, día completo y varios días de Inukpak Outfitting en Nunavut.

Relájate en la ciudad

Programa tu viaje para que coincida con un colorido carnaval de clima fresco o un evento animado. De hecho, algunos de los mejores lugares para visitar en Canadá en invierno son centros urbanos que albergan celebraciones anuales de larga data.

Brindando por su décimo año en 2019, el mercado navideño de Vancouver bulle con 80 cabañas que albergan tesoros y delicias inspirados en Europa del Este: explora adornos de vidrio y madera hechos a mano mientras te deleitas con un pastel de chimenea de Transilvania y una taza humeante de Glühwein. A solo unos pasos de distancia, la versión navideña de FlyOver Canada lleva a los pasajeros en un viaje simulado y convenientemente alegre hacia el Polo Norte. También en la Columbia Británica, el Vernon Winter Carnival rinde homenaje a seis décadas de diversión invernal en 2020 con esculturas de nieve, un desfile, la exhibición de Suds N Cider y otros favoritos de los fanáticos.

En la capital canadiense de Ottawa, Ontario, sumérgete en la temporada durante el Winterlude que dura tres fines de semana, en febrero. Los puntos destacados incluyen las esculturas de hielo Crystal Garden de ByWard Market, los recorridos gastronómicos y las noches de DJ SubZero Electro (piensa en bailar al aire libre), así como el Ottawa Ice Dragon Boat Festival con sus equipos con gorros típicos llamados “toque” que compiten en embarcaciones equipadas con palas por el Rideau Canal Skateway.

Aún más, no te pierda la madre de todos los carnavales de invierno, el Carnaval de Quebec, que se celebra cada febrero en la Ciudad de Quebec, la capital estilo europeo de la provincia de Quebec. Considerada la celebración más grande del mundo de este tipo, el Carnaval de 10 días deleita con desfiles nocturnos, una carrera de canoas de 60 equipos sobre el río helado San Lorenzo, un montón de Carnival Grog (un coctel de jarabe de maple) y el animado muñeco de nieve mascota con su “toque” rojo y fajín de flechas llamado Bonhomme.

Fija su mirada en la aurora boreal

Cuando se trata de las clásicas vacaciones de invierno en Canadá, ver la aurora boreal está, bueno, hasta arriba. También conocido como las Luces del Norte, este fenómeno natural ocurre cuando las partículas cargadas eléctricamente del sol chocan con los gases al entrar en la atmósfera terrestre. La exhibición resultante de coloridas luces danzantes en noches claras y frías continúa atrayendo a viajeros de todo el mundo hacia el norte de Canadá.

Como tal, la apariencia cambiante de la aurora boreal ahora se corresponde con las muchas formas de poderla ver. Espía el espectáculo de luces desde la acogedora comodidad de un chalet de cristal privado en Northern Lights Resort & Spa en Yukón, o desde el pueblo tipi después de una comida gourmet de tres platos organizada a través de Aurora Dining Experience en los Territorios del Noroeste. Mantén la visita simple con un lugar de observación apartado a las afueras de Iqaluit, la capital de Nunavut, gracias al tour, Guided Northern Lights Getaway de Arctic Kingdom, o desde una burbuja de plexiglás llamada Aurora Dome a 20 minutos de la ciudad de Churchill, en el norte de Manitoba.

 

Now it's time to plan your winter escape to Canada with this list of top five getaway ideas.

Related Posts

See more articles

The Sea-to-Sky Highway
7 Carreteras Escénicas a lo Largo de la Columbia Británica
Canada's Best Ski Resorts
Los mejores centros de esquí de Canadá
Columbia Británica
Conoce más en el sitio de Hello BC
Aventura

Socios