Vancouver es el lugar donde una naturaleza incomparable y el entretenimiento urbano se traslapan y entrelazan, lo cual te garantiza que nunca te aburrirás.

Stanley Park

Stanley Park es la cereza del pastel del centro de Vancouver. Este parque de 1,000 acres brinda un escape verde de la escena urbana y está lleno de actividades que puedes realizar durante todo el año. Camina el famoso malecón o Seawall para experimentar unas vistas sin precedentes del Burranrd Inlet o adéntrate más y maravíllate con sus árboles gigantes que aún viven en este bosque preservado. Asoléate en una de las playas en la mañana y luego juega una ronda de pitch-and-putt en la tarde. Párate junto a los gigantescos tótems y aprende sobre las Primeras Naciones que habitaron estas tierras. O bien, come un lunch en uno de los muchos restaurantes y dirígete al acuario para pasar el día. Staley Park ha sido una atracción estrella durante 125 años y no lo dejará de ser próximamente.

Granville Island aloja una variedad de comida local

Granville Island

No, no solo los trolls viven abajo de los puentes. Abajo de un enorme puente cerca del centro de Vancouver encontrarás el lugar perfecto para cenar, hacer shopping y encontrar entretenimiento. Granville Island es una comunidad animada llena de artesanos que crean obsequios únicos, foodies apasionados que comparten los frutos de su labor y aspirantes a músicos perfeccionando sus habilidades. Siempre hay algo sucediendo en esta isla. Puedes detenerte por una cerveza o pasar todo el día viendo tiendas, deleitando tus sentidos en el Mercado Público o disfrutando del entretenimiento. No importa qué estés haciendo, solo no te la pierdas.

Parque del Puente colgante de Capilano

Parque del Puente colgante de Capilano

Supera tu miedo a las alturas con estilo, con la ayuda del Puente colgante de Capilano de 450 pies, el cual cuelga a 230 pies arriba del acaudalado río Capilano. Una vez que hayas conquistado este gran puente, el Cliffwalk, una serie de soportes cantiléver colgantes a un lado del acantilado por encima del bosque no se oye muy abrumador, ¿cierto? Y después de esas dos experiencias, está la aventura en las copas de los árboles, que son siete puentes colgantes sobre abetos Douglas de 250 años a 110 pies arriba del suelo del bosque y esto prácticamente será regalado. Ya te diste una idea. El Parque del Puente colgante de Capilano está lleno de atracciones llenas de adrenalina que te sumergirán en la hermosa naturaleza.

Acuario de Vancouver

Acuario de Vancouver

Con más de 50,000 criaturas, el Acuario de Vancouver es lo que podríamos llamar un parque de juegos para los amantes de los animales. Desde nutrias marinas amistosas hasta medusas brillantes, podrás ver muy de cerca la vida salvaje proveniente de todo el mundo. Detente a saludar a Chester, una joven falsa orca que fue rescatada por el equipo del acuario y ahora pasa sus días nadando felizmente junto a Helen, un delfín del Pacífico de lados blancos que también fue rescatado. O bien, puedes comprar boletos para uno de los eventos After Hours y disfrutar del acuario con una bebida en la mano y sin niños corriendo. Por cierto, no olvides buscar a Nemo.

El malecón de Vancouver

Con un poco más de 13.5 millas, el Seawall o malecón es parte del camino continuo de la zona costera más larga del mundo. El malecón es una ruta recreativa muy popular para los peatones, trotadores y ciclistas y no es difícil adivinar por qué. En todo el camino podrás observar vistas hermosas de la English Cay y las cordilleras que se extienden más allá de Vancouver. Podrás ver las afueras del maravilloso Stanley Park, a lo mejor pararte a tomar fotos de nutrias marinas curiosas y focas de puerto o de la hermosa Siwash Rock. También podrás salirte de la ruta para ir a una de las muchas playas a lo largo del camino para hacer un picnic o meterte a un restaurante para una rica cena con una estupenda vista. Si es un día soleado y quieres disfrutar al aire libre, el malecón es la mejor opción.

Grouse Mountain - Crédito: Greg Funnell

Grouse Mountain

En lugar de disfrutar del paisaje hermoso de las montañas desde la ciudad, maneja un poco y ve a disfrutarlas en persona. Grouse Mountain está a solo 15 minutos del centro de Vancouver, pero ofrece todo lo que has querido de una montaña. En el invierno, disfruta de las pistas de esquí un par de horas antes de disfrutar el après-ski en la cima de la montaña. Durante el verano, camina o toma la góndola para subir, ver un espectáculo de leñadores y saluda a Grinder y Coola, los dos osos grizzli que viven en una reserva de vida salvaje cercada.

El Museo de Antropología

El Museo de Antropología

El Museo de Antropología (MOA) contiene uno de las representaciones de mejor calidad de las Primeras Naciones que hay en el mundo, todo puesto en un escenario sorprendente con vista al mar y las montañas de la Columbia Británica. Ubicado en la tierra ancestral de Musqueam, el museo se esfuerza por mostrar la increíble cultura y las tradiciones de estos anfitriones de las Primeras Naciones. Su trabajo artesanal es el primer aspecto que te recibe mientras caminas a lo largo de las puertas frontales, y mientras ingresas al Great Hall, te sorprenderás con los tótems inmensos y complejos. Más de 10,000 objetos importantes culturalmente de todo el mundo se encuentran exhibiéndose en las galerías del museo y las exposiciones temporales ayudan a traer perspectivas frescas a la vasta colección permanente. Si quieres adentrarte en los orígenes de la Costa Oeste de Canadá, éste es el lugar para hacerlo.

FlyOver Canada

¿Sabías que puedes ver todo Canadá desde Vancouver? No, no solo desde la cima de una montaña, sino desde la comodidad de tu asiento. FlyOver Canada es un juego mecánico de simulación de vuelo que te lleva por todo este gran país, desde las Praderas hasta el Océano Atlántico y de regreso a Vancouver, todo en menos de 10 minutos. Sentirás el aire en tu pelo, la brisa contra tu cara, olerás el aire de la naturaleza y realmente sentirás que estás volando por primera vez.

Harbour Air

Si quieres ver todo Vancouver y realmente quieres decir TODO Vancouver, tu mejor opción es reservar un tour de un vuelo panorámico con Harbour Air Seaplanes. Harbour Air es parte de la aerolínea de hidroplanos más grande del mundo y ofrece una gran variedad de opciones distintas para hacer turismo, que puedes elegir con base en tu humor. Reserva uno de sus tours de Vancouver Panorama y toma un vuelo rápido sobre la ciudad y las montañas que la rodean, siempre con tu cámara lista. O bien, puede viajar con estilo con su tour Fly ‘N Dine, el cual incluye un vuelo rápido por la Bahía de Horseshoe, una comida de 3 tiempos y un paseo en limusina por la ciudad. ¿Eres más aventurero? Intenta el tour Alpine Lakes y Glacier para realizar un vuelo inolvidable sobre los picos de Mount Mamquam y un lago alpino remoto.

Jardín Botánico JanDusen - Crédito: Forgemind ArchiMedia under CC BY 2.0

Jardín Botánico VanDusen

El Jardín Botánico VanDusen de 55 acres está considerado uno de los 10 mejores jardines públicos en Norteamérica. Más una obra de arte que un jardín, VanDusen ofrece 255,000 plantas individuales provenientes de todo el mundo en un escenario maravilloso. Bosques de árboles y cinco lagos enmarcan sus suelos; sin embargo, el clima único de Vancouver permite que plantas de la tundra ártica, de los Himalayas y los trópicos de Sudamérica florezcan en diferentes épocas a lo largo del año. Con la flora viene la fauna. Animales, desde anfibios hasta 65 especies de aves hacen del Jardín su hogar. Los visitantes también pueden disfrutar de un extraño laberinto isabelino, la librería botánica y horticultural y muchos tótems y esculturas repartidas por el jardín.

Related Posts