Las 10 Mejores Atracciones De La Ciudad De Quebec

Fairmont Le Chateau Frontenac in Quebec City

Al ser una de las ciudades más antiguas de Norteamérica, cuando caminas por las calles empedradas de la Ciudad de Quebec no puedes más que sentirte que estás viajando en el tiempo, visitando sitios emblemáticos que han sobrevivido a la prueba del tiempo.

Old Quebec City – Crédito: Asymetric/Finn O’Hara

Old Quebec

Old Quebec (o Vieux-Québec, como la conocen los locales) no es tanto una atracción sino una colección de atracciones turísticas impresionantes, todas en una misma área histórica. Este Tesoro patrimonio de la humanidad de la UNESCO es perfecto para un día de viaje. En tan solo unas horas puedes ver la arquitectura que data de hace siglos, así como iglesias impresionantes y capillas que te remontan a la historia religiosa de la provincia. Por supuesto, si no eres fanático de la historia, el área está llena de entretenimiento, desde arte y música hasta shopping y exquisitas cenas. En verdad, esta es un área que debes visitar en la Ciudad de Quebec.

Walled Quebec City - Crédito: Asymetric/Finn O’Hara

Fortificaciones de Quebec

Muchas personas no se dan cuenta que Quebec es una ciudad amurallada; de hecho, la única ciudad que sigue siendo amurallada en Norteamérica. En 2.8 millas aproximadamente de longitud, las fortificaciones de Quebec son parte de un Sistema de defensa entre 1608 (cuando Samuel de Champlain fundó la ciudad) y 1871, por los franceses y luego los británicos y eventualmente las fuerzas canadienses. Toma un tour por las murallas para aprender de su historia y disfruta las vistas de la ciudad histórica que guardan, así como el Río St. Lawrence en el horizonte. Sigue las murallas hasta la Citadela, una fortaleza en forma de estrella construida después de la Guerra de 1812. Observa la ceremonia del Cambio de Guardia, ve los mosquetes disparar y completa la experiencia con una visita al nuevo museo del regimiento. Es posible que hasta de dejen probar un par de gogles de visión nocturna.

Parque Montmorency Falls Park

Parque Montmorency Falls Park

Muchas personas se sorprenden cuando descubren que existe una cascada que es la mitad más grande que las Cataratas de Niagara a solo unos minutos de la Ciudad de Quebec. A 272 pies de altura, la Cascada de Montmorency son algo que tienes que ver, tanto desde de la ciudad como desde cerca en el Montmorency Falls Park (Parc de la Chute-Montmorency en francés). Pasa el rato cerca de la base y siente la brisa en tu cara, o conduce la góndola hasta arriba para una vista espectacular. Los visitantes más aventureros pueden elegir subir uno de los tres senderos de Via Ferrata, haciendo paradas en los miradores a lo largo del camino para unas cuantas fotos dignas de subir a Instagram, o incluso atravesar las cataratas en tirolesa. Por supuesto, una vez que llegues a la cima te puedes sentar y disfrutar de una gran comida o unos cuantos trajos de celebración en el elegante Manoir Montmorency.

El distrito Petit Champlain – Crédito: Asymetric/Finn O’Hara

El Distrito Petit Champlain y Place Royale

Los visitantes de la Ciudad de Quebec hablan sobre su encanto europeo y el mejor ejemplo de esto es el distrito de Petit Champlain (Quartier du Petit Champlain), uno de los barrios más viejos en Norteamérica. Camina las calles empedradas angostas y visita las muchas boutiques y tiendas para un souvenir a la moda. Deja que tu olfato te guíe a uno de los muchos restaurantes y bistros y asegúrate de hacerte un espacio para no perderte uno de los postres locales en La Petite Cabane à Sucre. Muy cerca caminando está la Place Royale, una pequeña plaza con mucha historia. Aquí fue donde Samuel de Champlain fundó la ciudad en 1608. Hoy en día Place Royale lleva a los visitantes a viajar en el tiempo con la ayuda de la iglesia de piedra más antigua en Norteamérica y un mural inmenso que representa 400 años de historia de Quebec.

Páramos del Abraham National Battlefields Park - Crédito: Asymetric/Finn O’Hara

Páramos de Abraham

Los Páramos de Abraham se encuentran en el Parque Central de la Ciudad de Quebec: un espacio verde urbano increíble en donde puedes disfrutar de los pasos naturales de la ciudad. Aquí fue, en los Páramos, en donde los generales Wolfe y Montclam pelearon por el futuro de los Imperios franceses y británicos en Norteamérica. Ahora, cualquier día podrás ver gente andando en bici, haciendo un picnic, esquiando a campo traviesa o haciendo snowshoeing, todo depende de la temporada. Los Páramos de Abraham también son el escenario de Le Festival d’été du Québec, un inmenso festival de música que ocurre todos los veranos y que atrae a grupos como The Rolling Stones, The Foo Fighters y Lady Gaga, por nombrar algunos.

Sainte-Anne-De-Beaupre - Crédito: Wikimedia Commons under CC BY-SA 3.0

The Sainte-Anne-de-Beaupré Shrine

Un millón de visitantes al año hacen una parada en el the Sainte-Anne-de-Beaupré Shrine y por una razon muy buena: la basílica de 350 años de antigüedad que es increíblemente hermosa. Aunque el santuario es el sitio de peregrinaje más antiguo de Norteamérica, y continúa ofreciendo misas diariamente, no tienes que ser religioso para apreciar los cientos de ventanas con vitrales, las muchas obras de arte hermosas o la estatua de oro de Saint Anne justo en el centro de todo.

Musée National des Beaux-Arts - Crédito: Manuel Menal under CC BY-SA 2.0

Musée de la Civilisation & Musée National des Beaux-Arts

Dos de los museos más importantes atraen a la gente todo el año en la Ciudad de Quebec. El primero, el Musée de la Civilisation presenta la evolución de nuestra sociedad, y lo hace incluso a través de su propio edificio, el cual es una mezcla de estructuras antiguas con un diseño moderno. Adentro encontrarás exposiciones de los aborígenes de Quebec, la historia de la provincia y una variedad de exhibiciones temporales que cubren la evolución de la civilización global. El Musée National des Beaux-Arts es el museo de bellas artes de la ciudad, con una colección de 38,000 obras de arte desde los últimos cuatro siglos. El museo muestra un interés en particular por los artistas de Quebec y su trabajo, incluyendo arte que data de las colonias francesas que habitaron e el área. Ahora es solo cuestión de decidir ¿qué museo visitarás primero?

Parque Nacional Jacques Cartier- Crédito: Quebec City Tourism/Camirand Photo

Parque Nacional Jacques-Cartier National Park

¿Qué actividades al aire libre disfrutas más? ¿Te gusta esquiar, andar en bici o caminar? ¿O tal vez te gusta más pescar, hacer kayak, hacer paddle boarding a pie? Tal vez prefieras ver la vida salvaje o el geocaching? Lo bueno del Parque Nacional Jacques-Cartier es que lo tiene todo para que tú elijas. Apodado “lo mejor de los exteriores de la Ciudad de Quebec”, los 258 pies cuadrados del parque albergan todas estas actividades y más. Empaca tu casa de campaña y emprende 62 millas de senderos para hacer caminata, atraviesa ríos, escala altiplanos de la montaña, atraviesa valles y solo disfruta de todo lo que la Madre Naturaleza te ofrece.

Edificio del Parlamento - Crédito: Benson Kua under CC BY-SA 2.0

Parliament Hill

Durante más de un siglo, el Edificio del Parlamento de la Ciudad de Quebec ha estado prominentemente en la cima de una colina en la ciudad. A pesar de que el edificio es sede de debates políticos y toma de decisiones, también se ha convertido en un destino cultural popular. Inspirado en el Palacio de Louvre en París, el edificio es una obra hermosa de arquitectura, especialmente de noche cuando está iluminado. Los suelos del edificio son adornados con 26 estatuas de bronce para conmemorar a los principales personajes de la historia de la provincial, y la Hermosa Fontaine de Tourney que se sienta al frente del Parlamento como una pieza central extravagante. El parque alrededor y los jardines ofrecen un escape “verde” en medio de la ciudad, y su ubicación central hace que esté muy cerca a pie de las tiendas, restaurantes y un museo de arte.

La Isla de Orleans

La Isla de Orleans

La Isla de Orleans está muy cerca de la Ciudad de Quebec, atravesando un puente, pero ofrece una perspectiva completamente diferente de la región. Orleans es una isla de granjeros y productores de comida, y conforme viajas a las afueras llegarás a seis pueblos distintos: Sainte-Pétronille está en la punta de la isla, con grandes vistas de la Cascada de Montmorency y ofrece un muy buen vino local. Saint-Laurent está lleno de granjas donde te puedes parar y campos de fresas. Saint-Jean alberga las casas preservadas de los pilotos que navegaron en los barcos en el Río de St. Lawrence a mediados del siglo 19. Saint-François tiene una torre observatorio muy conocida con vistas espectaculares de las islas alrededor y de St. Lawrence Estuary. Sainte-Famille está lleno de manzanares. Y finalmente, Saint-Pierre es la villa más poblada y más cerca del puente para ir a la ciudad. No te preocupes, no tienes que recordar todo esto. En el camino hacia la Isla de Orleans, puedes recoger una audio guía para tu recorrido.

Related Posts