La provincia más pequeña de Canadá pone sobre la mesa grandes atractivos turísticos, desde el escenario de un bestseller mundial hasta uno de los puentes más largos del mundo.

Confederation Centre of the Arts — Centro de las Artes de la Confederación

Fue justamente en Charlottetown, en la Isla del Príncipe Eduardo o PEI, como se le conoce, donde hace 150 años Canadá se convirtió oficialmente en nación. Este momento tan importante se conmemora y honra en el Confederation Centre of the Arts, que sube a escena lo mejor del talento artístico de Canadá. Ubicado en una manzana entera de la ciudad, el centro tiene una galería de arte y cinco teatros, de forma tal que las artes visuales y escénicas tienen un lugar permanente entre sus paredes. Disfruta de una auténtica experiencia PEI y ve a ver Anna la de los tejados verdes, El musical, el musical que más tiempo ha permanecido en cartelera en todo el país. Si vas en verano, asiste al Charlottetown Festival, un evento de teatro musical que se ha llevado a cabo en el centro desde 1965. La galería de arte, por su lado, da cabida a exposiciones itinerantes, además de una colección permanente que incluye las mejores obras canadienses tanto de las formas artistas tradicionales como de fotografía, medios digitales, instalaciones y mucho más.

Sitio patrimonio – Tejados verdes

Sitio patrimonio nacional – Tejados verdes

Cuando traes a colación a la Isla del Príncipe Eduardo, para millones de personas en todo el mundo lo primero que les viene a la mente es Anna la de los tejados verdes, la protagonista de las célebres novelas. Si realmente quieres vivir lo que es esta provincia, es obligatorio darte una vuelta por la casa de los tejados verdes (Green Gables Heritage House), ya considerada patrimonio nacional. Para los fans de la historia, ésta es la casa donde comenzó todo, es la casa que inspiró a L.M. Montgomery para ubicar el escenario de sus novelas. Recorre las habitaciones de esta residencia victoriana, restaurada acorde al periodo de finales de 1800, e imagínate ti mismo como esa chica pelirroja. Experimenta lo que es la vida en la granja… el establo, el granero y el almacén de la leña. Pasea por los senderos de los ‘Bosques encantados’ y del ‘Abeto hueco’ que se describen en el libro. Y si todavía no has leído el libro, esta casa te ofrece la posibilidad de voltear hacia el pasado y contemplar un periodo muy particular de esta bella isla.

Parque nacional de la Isla del Príncipe Eduardo- Crédito: Turismo PEI/Paul Baglole

Parque nacional de la Isla del Príncipe Eduardo.

¿Qué sería de unas vacaciones en una isla sin nadar? El parque nacional de la Isla del Príncipe Eduardo, con sus 37 millas, incluye la bella costa norte de la provincia, con muchas pintorescas playas de arena blanca y roja. Y quizás necesites darte un chapuzón después de pasar el día caminando, en bicicleta, jugando golf o haciendo geocaching. El parque también es el hogar del Greenwich Interpretation Centre, que presenta 20 exhibiciones interactivas y multimedia sobre la región y los 10,000 años de historia que le han dado forma. Si no lograste hacer todo en un día, puedes armar tu casa de campaña, relajarte junto a una fogata y prepararte para una segunda ronda de actividades al día siguiente.

Greenwich, Parque nacional PEI

Aunque ya hemos hablado del parque nacional, hay una área específica, Greenwich, que merece ser mencionada aparte. Greenwich es el hogar de las dunas de arena más grandes de la provincia, un delicado ecosistema que es extremadamente raro en Norteamérica. Un enorme sistema de senderos y muelles flotantes te permitirán explorar parte de los 900 acres de dunas a tu propio ritmo. Luego, date un tiempo de relajación en las playas de arena suave de Greenwich o visita el Greenwich Interpretation Centre, en donde se reviven 10,000 años de la historia humana en la región.

Confederation Trail - Sendero de la Confederación - Crédito: Turismo PEI/John Sylvester

Confederation Trail – Sendero de la Confederación

Si piensas que la ruta ciclista que haces en casa es muy cool, espera a que veas ésta, la Confederation Trail. Este sendero de 270 millas apto para caminata, ciclismo y snowmobiles, es una antigua vía férrea que corre de una punta de la Isla a la otra. Es un lugar imprescindible para los amantes de la vida al aire libre. Los ciclistas abarrotan el sendero cada año, y hay guías locales y tours para que te sientas lo más cómodo posible sobre dos ruedas. No importa cómo recorras el sendero, hay más de 1,900 puntos de geocaching a lo largo de la ruta, lo que se convierte en un divertido reto si estás en modo explorador. El sendero también pasa frente a varias comunidades a la orilla del océano, de forma que te puedes bajar, comer algo, vivir un poco al estilo local y subirte de nuevo a tu bicicleta. Haz a un lado el auto y vive la PEI de forma muy diferente.

Victoria Row - Crédito: Turismo PEI/Stephen Harristephen Harris

Victoria Row

Victoria Row es un popular destino de compras en Charlottetown. Históricos edificios victorianos flanquean las calles empedradas, que se cierran al tránsito vehicular en el verano y se convierten en un mar de peatones cargados tanto de bolsas de compras como de doggy bags. Los restaurantes abren sus terrazas para que los comensales puedan disfrutar el clima al tiempo que escuchan a todos los músicos que van pasando por la calle. Una gran variedad de tiendas y boutiques te ofrecen todo tipo de productos hechos localmente, ya sea que andes en busca de un souvenir o que simplemente quieras ir a ver tiendas.

Basin Head Provincial Park

Parque provincial Basin Head

Una de las mejores playas de Canadá se localiza en el parque provincial Basin Head. ¿Qué pero le puedes poner a cerca de nueves millas de playa de arena blanca cuyas aguas son realmente cálidas durante el verano? A este lugar se le ha llamado la playa de las “arenas cantarinas” debido a que la arena tan suave rechina con la presión de los pies. A los lugareños les encanta saltar de un pequeño puente hacia un pequeño canal que divide la playa, así que mantente alerta. Después de un día en la playa, visita el museo Basin Head Fisheries, para que hagas un viaje al pasado y conozcas la historia de las pescaderías locales. Antes de que los bañistas dominaran el área, los que dominaban el lugar eran los pescadores que atrapaban su pesca junto a la orilla.

Westpoint Lighthouse - Credit: Tourism PEI/Heather Ogg

Faro West Point

Si estás aburrido de las típicas habitaciones de hotel, el faro West Point es un faro activo y una posada que definitivamente ofrece un escenario único para descansar. Localizado en una playa tras las dunas de arena, el faro de unos 20 metros de altura fue construido en 1875 y sobresale por el diseño de su pintura estilo “cebra” y su estructura cuadrada. A principios del siglo XX, el faro guiaba a los barcos y aviones durante las tormentas de invierno. Actualmente, su torre así como las habitaciones del cuidador funcionan como una interesante opción de alojamiento y ofrecen vistas únicas del estrecho Northumberland a los visitantes más afortunados.

Confederation Bridge

Puente Confederation

El puente Confederation de 8 millas, es una obra maestra de la ingeniería, y es el puente más largo del mundo que atraviesa sobre aguas cubiertas de hielo. Localmente conocido como el “Fixed Link”, este puente curvo conecta a la Isla del Príncipe Eduardo con New Brunswick y el resto de Canadá, permitiendo a las visitantes manejar hacia la isla, en lugar de obligarlos a usar un ferry. Si no vienes en auto, hay un shuttle que lleva pasajeros y ciclistas a través del puente todos los días, 24/7.

The Links at Crowbush Cove golf course - Credit: Tourism PEI/John Sylvester

El Links en Crowbush Cove

Si eres un golfista, el Links en Crowbush Cove es un hermoso campo de golf con vista hacia las dunas de arena. El campo se ha ganado la admiración de los que saben: fue nombrado uno de los dos campos de golf más importantes de Canadá por SCORE Golf Magazine y recibió una calificación de cinco estrellas del Golf Digest. No es difícil saber por qué. El bello escenario se combina con un campo retador pero al mismo tiempo muy disfrutable, que incluye nueve hoyos de agua y ocho hoyos de arena. Íconos del golf como John Daly y Mike Weir han jugado en este campo, ahora te toca ti.

Related Posts