Terranova y Labrador tiene alma. Un lugar conformado por el Océano Atlántico, por tradición y por dificultades, también es una tierra de gran belleza natural, acantilados escarpados, casas de salinas del color de las joyas y comunidades remotas y unidas de pescadores. Los Newfoundlanders (habitantes de Terranova) en sí mismos son resilientes, siempre optimistas y siempre están listos para una buena risa y una animada fiesta, con violín y baile, por supuesto. Con sus acentos alegres, encontrarás que estos son algunos de los anfitriones más generosos y personas de gran corazón que jamás conocerás.

 

Es un lugar que conmueve, y que probablemente no olvidarás en el corto plazo. He aquí cómo experimentar la verdadera Terranova y Labrador.

Alquila una casa en una comunidad lejana

Este es un auténtico momento en Terranova: sentado en la cubierta de una casa histórica de 100 años de antigüedad en la Península de Bonavista, disfrutando de la brisa marina salada que balancea la hierba alta y el trébol rosado, bebiendo un vaso de Screech local en las rocas: rocas de icebergs de 10,000 años de edad que el anfitrión te dejó en el congelador. CapeRace Adventures puede organizar todo para que te quedes en una casa privada en un pequeño pueblo: lugares como Heart's Delight y Avalon Peninsula. Te hacen entrega de las llaves, las fechas y las indicaciones (no hay direcciones), y el resto depende de ti. La mejor parte: un vecino se detiene para conectarte con cualquier cosa que te apetezca: un paseo en bote con un pescador experimentado, un festín en la comunidad, recolección de fresas silvestres ... quién sabe a dónde te puede llevar.

Prueba una cena en una bodega

Una excelente manera de conocer a los lugareños es una cena en la bodega de la comunidad, y "venidos de lejos" o “come-from-aways” o CFA (¡eso significa ustedes, los viajeros!) siempre son bienvenidos. Pregunta dónde están haciendo una o consulta el periódico local. Una cena en bodega por lo general incluye una "Cena de Jiggs" casera, de verduras de raíz, repollo y carne de res salada, tal vez incluso lenguas de bacalao. Por lo general, estas cenas se llevan a cabo en centros comunitarios y salones de iglesias, y se puede esperar una comida sencilla, pero abundante y sabrosa. Si alguien está vendiendo platillos hechos en casa, asegúrate de llevarte alguna conserva de bayas de la perdiz o de manzana horneada de recuerdo. Intenta un poco de jerga local, también; como, "¿How ya gettin’ on?”

Ve a “squid jiggin’”

En Terranova Marítima, todo es acerca del mar. Si es clima es el adecuado en verano, observa el espectáculo del "capelín rodando" en la playa. Recoge una cubeta de peces que se asemejan a eperlanos y ásalos en una fogata para la cena. O contrata a un guía para que te lleve a hacer squid jiggin’ (captura de calamares) - o canotaje o pesca con caña - y observa de primera mano cómo se hace.

Únete a una fiesta de cocina

A photo posted by Nancy Wadden (@nancy.wadden) on

Un “scuff” o "pelea" es un baile en la casa o el granero de alguien, y una "fiesta de cocina” es una fiesta improvisada con música en vivo. Es cierto, St. John’s tiene la vida nocturna más escandalosa y el mejor entretenimiento musical que existe en los alrededores de George Street. Pero una reunión de amigos en la cocina de alguien, generalmente con violines, acordeones, mandolinas, zapateo y música celta, folk, “jigs and reels”, y un "palo feo” improvisado para mantener el ritmo, se lleva el primer premio. Todo el mundo toca un instrumento, así que prepárate para recoger una cuchara y comenzar a llevar el ritmo. Después de que termine la fiesta, dirígete a DUSK Ultralounge para tomarte una copita para terminar la noche en grande.

Sal al aire libre

Pensarás que has aterrizado en Irlanda cuando veas los acantilados esmeralda de Cabo St. Mary's en la Península de Avalon, una cacofonía de graznidos, alcatraces, murmullos y frailecillos. Realmente no importa dónde, simplemente sal. Pasea por los lirios silvestres y el abeto negro cubierto por Barba de Viejo en el Sendero de Skerwink cerca de Trinity, envuelto por la niebla hasta que llegues a los acantilados, revelando imponentes "obeliscos" de roca de la Edad de Hielo que sobresalen del océano. No es de sorprender que Travel + Leisure lo haya calificado como una de las 35 mejores caminatas de Norteamérica / Europa.

 

Otros favoritos que no debes perderte: las Montañas Torngat que parecen salidas de un libro de Tolkien y el grandioso Parque Nacional Gros Morne. Pero incluso dirigirte al Sitio Histórico Nacional de Signal Hill en St. John's, la ciudad más antigua de América del Norte, para ver el histórico sitio de batalla, el lugar de la primera señal inalámbrica transatlántica y los barcos que entran y salen del puerto, es una aventura.

Picnic en el faro

Busca las  ballenas que expulsan chorros, los icebergs teñidos de color turquesa y los "fragmentos de hielo" desde tu picnic en el faro sobre un montículo cubierto de pasto en algún lugar. Ferryland  reúne todos estos íconos en un excelente almuerzo que no olvidarás junto al faro de la colina de 1870: una manta a cuadros, limonada recién exprimida, jamón glaseado con chutney, queso brie y rebanadas finas de manzanas Granny Smith en pan de melaza casero, verduras con flores comestibles, pastel de durazno. Es realmente mágico.

 

 Una vez que hayas visitado "The Rock", sin filtros y sin pretensiones, es probable que regreses. Y habrá mucho más para ver y hacer. ¡Nos vemos en la fiesta de cocina!

 

Descubre de qué hablan todos, en el sitio web de turismo de Terranova y Labrador.

Related Posts

Socios