Enmarcado por las torres góticas de los edificios del Parlamento, el famoso Rideau Canal de Ontario y una gran cantidad de jardines públicos bien cuidados, Ottawa es impresionante. Además, sus monumentales museos y galerías, así como las instituciones culturales de renombre de Canadá, son igual de llamativos.​

 

Muchos están cerca de Parliament Hill, que sin duda querrás ver y, si lo deseas, es posible obtener un Pasaporte de los Museos Nacionales para acceder a los siete museos nacionales. Ottawa cuenta con numerosas opciones sobresalientes, desde su historia social y política hasta su arquitectura histórica, el arte y las colecciones especiales, por lo que hemos resumido todo eso en cinco de los mejores museos que no te puedes perder.

 

Museo Canadiense de Historia

A post shared by AH- LEX (@fiallos_alex) on

Canadá es conocido en todo el mundo por su tolerancia y multiculturalismo, y aquí es donde podrás aprender más sobre su pasado. Albergando alrededor de 5 millones de piezas, el museo de 1 millón de pies cuadrados cuenta la historia de la civilización pasada y presente de Canadá, que incluye 20,000 años de historia humana y la diversidad cultural del país actual. Realiza un recorrido con esta guía, experimenta la perspectiva canadiense viendo una película en el teatro Cine+, y no te pierdas la pieza central: el impresionante Grand Hall con ventanas altísimas que iluminan 43 tótems gigantes, la colección más grande del mundo, y una amplia vista de Parliament Hill al otro lado. Desde afuera, disfruta el diseño posmoderno original, todas las líneas curvas y techos abovedados, creado por el arquitecto Douglas Cardinal. La estructura contiene la mayor cantidad de cobre de cualquier edificio. La mayoría tarda un día o más en explorar este vasto museo, la mayor atracción cultural del país.​

Diefenbunker, el Museo de la Guerra Fría de Canadá

A post shared by (@thatbrittanyanne) on

El gobierno canadiense construyó este búnker subterráneo secreto, junto con otros 50 en todo el país en el apogeo de la Guerra Fría en 1959, donde 500 líderes políticos y militares podían buscar refugio en caso de un ataque nuclear. Llamado así por el Primer Ministro John Diefenbaker, quien lo encargó, es hoy un fascinante museo subterráneo de cuatro pisos y 100,000 pies cuadrados, justo al oeste de Ottawa en la comunidad de Carp. Realiza un galardonado recorrido guiado o autoguiado por el espacio clandestino, a 75 pies debajo de la superficie. O prueba tus habilidades de resolución de problemas, ya que el museo es conocido como la sala de escape más grande del mundo, un desafío nocturno de espionaje. Incluso los inodoros especiales y cuidadosamente diseñados para resistir una explosión nuclear, merecen una visita. El lugar alberga charlas, obras de teatro, películas, instalaciones de arte y divertidos eventos especiales, tales como degustación de cerveza en sitio y una degustación subterránea de vino y queso de San Valentín llamada "Atomic Love” (“Amor atómico”). O, si quieres quedarte en la ciudad, considera el Museo Canadiense de la Guerra, notable por su arquitectura simbólica.​

Galería Nacional de Canadá

A post shared by LUXURY FREAK (@luxury_freak) on

La Galería Nacional de Canadá, uno de los principales lugares del país para ver arte visual, es el elegante atrio de vidrio con vista a los edificios del Parlamento y al río. También es un hito arquitectónico, creado en 1988 por Moshe Safdie. Y no te pierdas la araña de bronce de 30 pies de altura que está enfrente, un famoso trabajo de Louise Bourgeois. En total, la galería tiene una colección completa y variada de 40,000 obras de arte, que incluyen piezas internacionales, canadienses e indígenas. Espaciosa y aireada, alberga obras maestras con un enfoque canadiense y contemporáneo; algunas de las obras más famosas de Andy Warhol se encuentran aquí. Las 1200 obras exhibidas permanentemente de artistas de renombre cuentan la historia del patrimonio y la cultura de Canadá: pinturas, fotografías, esculturas y dibujos que abarcan siglos. Formada originalmente en 1798, la historia de la galería es tan fascinante como las obras dentro y fuera de sus paredes de vidrio y granito.

Museo canadiense de la naturaleza

¿Eres amante de los animales? No te pierdas este museo cerca de Parliament Hill. Cubriendo la historia natural y la ciencia en cuatro colecciones principales a lo largo de siete galerías desde el fondo del océano hacia arriba, espera ver de todo, desde icónicos mamíferos nativos, aves, insectos y reptiles hasta minerales, plantas y rocas, fósiles de dinosaurios y el esqueleto de una enorme ballena azul. Hay 15 millones de especímenes en exhibición, y una nueva galería del Ártico se estrenó en 2017. También hay visitas guiadas, talleres, exhibiciones especiales, películas educativas en 3D y eventos como la fiesta temática Nature Nocturne de baile y espectáculos el último viernes de cada mes. El edificio en sí, un sitio histórico nacional, también es notable: es un castillo de piedra caliza que data de 1905, una antigua propiedad de un comerciante escocés que combina lo tradicional con lo moderno.

 

Museo de la Aviación y el Espacio de Canadá

 

En este museo, que forma parte del aeropuerto de Ottawa/Rockcliffe, se exhiben aviones antiguos, objetos provenientes de biplanos, jets y exploración espacial, además de aviones militares que datan de la década de 1920. Los aviones de arbustos que datan alrededor de los años 1920 a 1940 son especialmente geniales, al igual que el brazo robótico del transbordador espacial, Canadarm. Este museo es considerado uno de los mejores de su tipo en el mundo, gracias a la arquitectura moderna en el exterior y al diseño auténtico del hangar en el interior, 130 aviones y artefactos en perfecto estado, películas y demostraciones, un simulador de vuelo, visitas guiadas, exposiciones especiales y eventos, incluyendo la oportunidad de tomar un vuelo en helicóptero monomotor o volar en un biplano real de 1939

 

Es cierto, te podrías pasar una semana o más dentro de los increíbles museos de Ottawa. Pero asegúrate de pasear, andar en bicicleta, en bote (o patinar sobre hielo en el Rideau Canal si vienes en invierno) mientras estás en la ciudad, e investiga un poco sobre la escena gastronómica cosmopolita. ¡Disfruta de todo lo que Ottawa tiene para ofrecer!​

Related Posts

Socios