Es el momento de tachar las auroras boreales de tu lista de deseos.

El punto más destacado de muchos viajes a Yukón es la posibilidad de pasar las noches buscando una verdadera maravilla de la naturaleza: las indescriptibles auroras boreales.

La primera observación de un hermoso listón de colores bailarines quizás la podrás tener en el vuelo que te traiga a este territorio o desde la venta de tu cuarto de hotel. Pero hay muchas y diferentes formas de convertir la observación de las auroras en una experiencia más completa y emocionante.

Disfruta la aurora al estilo de un buscador de oro - Crédito: Northern Tales Travel Services/Stefan Wackerhagen

Dirígete durante 20 minutos hacia campo abierto, a las afueras de Whitehorse, para observar las auroras boreales con una máxima brillantez en la completa oscuridad del invierno, acompañado de Northern Tales Travel Service. Su sitio de observación es una única y muy cómoda tienda de campaña como la que alguna vez usaron los buscadores de oro. Abrígate y sal para maravillarte a medida que el cielo nocturno se ve envuelto por una misteriosa cortina multicolor, del verde al amarillo, al rosa y al azul. Regresa adentro, donde está calientito, gracias a un calentón de leños y coloca tus manos alrededor de una taza de chocolate caliente. Escucha historias sobre las auroras boreales contadas por los guías locales, quienes prepararán dulce de maple justo frente a tus ojos. Y al siguiente día, vuélvete a abrigar y disfruta una repetición del espectáculo.

Auroras boreales en Eagle Plains

El resort y spa Northern Lights es una excelente manera de disfrutar el espectáculo con toda comodidad, y lejos de cualquier contaminación lumínica. Desde los chalets se observa el hermoso valle de Yukón así como las montañas que lo rodean, y ofrece una excelente base de operaciones para tus observaciones boreales.

¿Todavía crees que no es lo suficientemente relajado? Lo más cómodo es observar las auroras boreales en traje de baño en las aguas termales Takhini, sumergido en sus cálidas aguas a 41 grados centígrados.

Aguas termales Takhini

Si tu visita es a mediados del verano, cuando brilla el sol de medianoche y tus probabilidades de ver las auroras boreales no son las mejores, no te espantes; siempre está el Northern Lights Centre. Localizado en Watson Lake, el centro tiene un teatro con forma de domo con un video panorámico y sistema de sonido surround que te hará sentir lo más cerca que podrías estar de las auroras boreales y de la ciencia detrás de ellas, con sus exhibiciones interactivas.

¿Las auroras boreales son tu principal motivo para viajar? Revisa los itinerarios que Travel Yukon tiene específicamente para las auroras boreales.

Related Posts