Cerca de Toronto y de las cataratas del Niágara se encuentra Niagara-on-the-Lake: una acogedora y atractiva ciudad que, además, es el centro de la actividad vinícola en la provincia de Ontario. Disfruta de las mejores excursiones y degustaciones, prueba los mejores tintos y blancos, y sorpréndete al descubrir que esta es la principal región en donde se produce el mundialmente reconocido vino de hielo o icewine. Esta es una breve guía que te ayudará a aprovechar al máximo tu estancia en Niagara-on-the-Lake.

 

Lo que no te puedes perder

Excursión del vino

Explora las 35 bodegas de la región mientras pedaleas una bicicleta. Haz una excursión con Grape Escapes Wine Tours para conocer toda la Península de Niágara y el paraíso gastronómico del Condado de Prince Edward. Pedalea de bodega en bodega o súbete al transporte gratuito si necesitas descansar las piernas. Si quieres probar lo mejor de la gastronomía local y maridarla con deliciosos vinos te recomendamos las excursiones: Paseo en bicicleta y almuerzo,y medio día de degustación con quesos artesanales. ¡Salud!

 

Acércate en bote a las icónicas cataratas

Sería una gran pena no visitar las legendarias Cataratas del Niágara durante tu viaje. Además, solo se encuentran a unos 25 minutos de esta región. Haz una excursión con Hornblower boat tour en catamarán o lancha, y acércate hasta la base de las cataratas 51 metros debajo.

 

Paseo en bicicleta

Verde, campestre y con algunas colinas ondulantes, la región de Niagara-on-the-Lake es perfecta para pasear en dos ruedas. Visita el Centro de Turismo de Niágara para Ciclistas, conoce cuáles son las rutas y paradas más populares y planea tu excursión en bicicleta. Los lugares más concurridos en este camino son 140 kilómetros de ruta pavimentada del Círculo de la Gran Región del Niágara y 53 kilómetros de Senderos recreativos del río Niágara. El paso a lo largo de este río lo tiene todo: vistas, restaurantes, sitios históricos, atracciones y, por supuesto, paradas de cata de vinos.

 

Lugares para conocer

El pueblo histórico

Otro imperdible para conocer durante tu viaje es el pueblo de Niagara-on-the-Lake. Aquí encontrarás edificios históricos del Siglo XIX con un estilo victoriano, y cuyas vistosas fachadas complementan a sus floreados jardines. De hecho, Niagara-on-the-Lake fue la primera ciudad capital del Alto Canadá (conocida hoy en día como la provincia de Ontario). La historia de este pueblo se remonta a 1781, cuando la ciudad desempeñó un papel importante durante la Guerra de 1812. Pasea en carruaje o a caballo por sus elegantes avenidas o sal a dar una caminata por el casco histórico.

 

Teatro: El Festival Shaw

Reconocido internacionalmente, el Shaw Festival ha ofrecido funciones teatrales del dramaturgo George Bernard Shaw y otros desde finales de 1800. Grandes directores internacionales, tanto locales como invitados, dirigen las producciones teatrales. El director artístico Tim Carroll (un británico que tomó el mando en 2016) ha traído a este festival de larga duración renovado entusiasmo y más obras canadienses y norteamericanas contemporáneas. Las obras cambian por temporada, pero siempre hay una obra maestra, como Saint Joan, Drácula de Bram Stoker o musicales.

 

Comidas y bebidas

Festiva del Icewine de Niágara

En las calificaciones de Trip Advisor, Niagara-on-the-Lake ocupa el puesto N.  11 de los destinos gastronómicos y vinícolas de Canadá ¡Llegó la hora de complacerte! Visita en enero el Festival Anual del Icewine, pues es durante el invierno cuando se cosechan las uvas congeladas. Aquí podrás comer y beber todo lo que quieras durante 17 días de grandiosas degustaciones, largas cenas con un enólogo, fiestas VIP y clases. Además, tendrás la oportunidad de brindar en un bar de hielo.

 

Hora de tomar el té

A photo posted by tara o'brady (@taraobrady) on

Disfruta de una merienda al estilo inglés en la lujosa sala de estar del Hotel Príncipe de Gales, una experiencia imperdible de esta ciudad. Deliciosa crema Devonshire, scones calientes, platos de fina porcelana y cubiertos de plata hacen que la refinada cultura inglesa penetre durante tu viaje a Canadá. No dejes de probar la jalea de icewine y el clásico té negro del Himalaya.

 

Disfruta de la pequeña ciudad

Niagara-on-the-Lake es una ciudad pequeña, pero repleta de una gastronomía de primer nivel. Cena en Ravine Vineyard Restaurant, situado en una histórica casa de granja, y prueba los menús de temporada que están elaborados bajo el concepto de la granja a la mesa por los productores de la región. Date un pequeño lujo y cena en la casa señorial Charles Hotel, disfruta una experiencia inolvidable bajo los majestuosos y brillantes candelabros, además de su música en vivo. Visita cualquier restaurante local como Backhouse, que es una celebración al cultivo sostenible.

 

Estancia

Hotel Príncipe de Gales

A photo posted by starscourge (@trvgician) on

No podrás imaginar un lugar con mayor clase que este hotel de 1864: lujoso, elegante, y meticulosamente decorado con antigüedades de la misma época. Disfruta el sentir que eres un miembro de la alta nobleza desde el momento que haces check-in.

 

Lakelands Bed & Breakfast

Teatros, centros comerciales, galerías, senderos ciclistas y la región vinícola a solo unos minutos de este alegre y ajardinado Bed & Breakfast. Con un diseño moderno, sus espaciosas y luminosas habitaciones te harán sentir en un lugar íntimo y acogedor.

 

Riverbend Inn & Bodega

A photo posted by trishalepper (@trishalepper) on

Si te imaginas relajándote mientras observas los viñedos, esta antigua casona georgiana es lo que estás buscando. Pasea por sus jardines y vides, disfruta de una copa de vino tinto en tu balcón o siéntate a disfrutar de la puesta del sol.

 

Niagara-on-the-Lake es la escapada perfecta para cualquier estación. No olvides hacer lugar en tus maletas para llevar vino a casa.

Related Posts