Justo a las afueras de Toronto, el área de granjas de la costa sur del lago Ontario es el lugar ideal para relajarse en el campo. No solo es una destacada región vinícola de Canadá, sino que también esconde algunos de los mejores spas y santuarios de bienestar de Ontario, desde modernos y gratificantes palacios hasta rústicos templos de alegría al aire libre, todos

dedicados al arte de la relajación.

 

Si ya has visitado las cataratas y recorrido las bodegas, ahora es momento de relajarte y rejuvenecer en los mejores spas del Niágara.

 

100 Fountain Spa, Niagara-On-The-Lake

El extenso y tranquilo 100 Fountain Spa, que se encuentra en el spa y centro de conferencias Pillar and Post Inn, incluye un salón con chimenea, un sauna, doce salas de tratamiento, una piscina interna de agua salada, una piscina externa de agua dulce y las únicas fuentes termales de la región, con una hermosa decoración de piedra apilada y vegetación. El menú también es muy abundante, dado que ofrecen cualquier servicio de manicuría, pedicuría, masajes y tratamientos corporales que puedas imaginar. He aquí algunas de las opciones únicas: vinoterapia, maquillaje mineral y tratamientos para caballeros. Extra: ofrecen bocadillos orgánicos. Si prestamos atención a los amplios espacios, la tranquilidad obligada y los reconfortantes sonidos del fluir del agua, no es difícil adivinar por qué este lugar logró colocarse en el puesto número 1 de “Spas of America” en Canadá. Echa un vistazo a los paquetes de temporada y organiza una escapada con tu grupo de amigas o pareja.

 

Christienne Fallsview Spa, Niágara

Admira la belleza natural de las cataratas del Niágara mientras te sumerges en la bañera de hidroterapia infinita en el Christienne Fallsview Spa. Como lo indica su nombre, este oasis vidriado, de color blanco y construido en piedra y madera, está emplazado sobre las legendarias cataratas Horseshoe. Como se encuentra en el Shertaton on the Falls Hotel, puedes alojarte allí además de utilizar el spa. Desintoxícate en el sauna seco, reposa en la sala de vapor infundida de eucalipto, prueba una mascarilla facial de pepino y aguacate o admira el paisaje enfundado en una bata afelpada mientras te realizas la pedicuría Mint Melon Mojito.

 

The Spa at White Oaks, Niagara-On-The-Lake

Moderno y sofisticado, con velas resplandecientes y una vibra zen, The Spa at White Oaks es uno de los más grandes de Ontario. Este complejo y centro de conferencias de cinco estrellas, 5 hectáreas y 220 habitaciones cuenta con 19 salas de tratamiento y una gran cantidad de servicios exclusivos: masajes, tratamiento faciales, programas de acondicionamiento para la piel y aromaterapia. White Oaks, que también se coronó ganador del Spas of America, además ofrece un campo de golf de 27 hoyos y un fino restaurante que sirve magníficos platos regionales.

 

Spa on the Twenty, Jordan Village

Combina vino con descanso y relajación en Spa on the Twenty. Este spa, que funciona en una centenaria casa de ladrillos de estilo colonial, rodeada por un florido jardín con una glorieta, se encuentra al lado de Inn on the Twenty (una posada boutique de estilo romántico y antiguo), sobre la pintoresca calle principal de Jordan Village. En esa misma calle, se encuentra la bodega Cave Springs Cellars. Convenientemente, el plato fuerte de este spa de servicio completo es la vinoterapia, aunque también ofrecen servicios clásicos, como masajes, tratamientos faciales, manicuras y pedicuras. Al ser un destino en sí mismo, la posada es perfecta para una escapada en pareja o un fin de semana con amigas. Si no planeas hospedarte y te gustan los platos nutritivos, deliciosos y elaborados con productos frescos, asegúrate de probar una de sus cenas antes de marcharte.

 

Prince of Wales, Niagara-On-The-Lake

Recibe el tratamiento de un miembro de la realeza en el lujoso Secret Garden Spa, donde se respira opulencia. Este lugar, incluido en la lista de los mejores 20 spas de Canadá elaborada por “Spas of America”, tiene una sala elegante y confortable en tonos tierra, una piscina sofisticada de estilo antiguo ubicada en un patio bañado por el sol y tratamientos con productos naturales. El spa se encuentra en el victoriano Prince of Wales Hotel, situado en Niagara-On-The-Lake, una ciudad romántica y encantadora. Se trata de un histórico pobladodel siglo XIX con un centro atractivo y sofisticadas opciones culinarias que se encuentran a la altura.

Related Posts