Compartimos las experiencias, las maravillas naturales y la cultura de los Territorios del Noroeste.

Esta publicación apareció por primera vez (en inglés) en the Spectacular Northwest Territories website.

 

La Reserva del Parque Nacional Nahanni es un lugar como ningún otro. Ubicada en los Territorios del Noroeste, esta maravilla de la naturaleza alberga grandes cauces de agua y majestuosas montañas. Llega al paraíso de los exploradores a través de Fort Simpson o por Nahanni Butte y vive una experiencia memorable. Esto es lo que no te debes perder:

 

Las Cataratas Virginia: Imagínate el Niágara, ahora imagínalo al doble.

Contempla la caída de agua más grande en las tierras salvajes de Canadá desde un vuelo de observación que despega en Fort Simpson. Observa el río Nahanni caer por un acantilado de 96 metros mientras pasa por el pico de la Roca Mason. Escucha el ruido del agua al caer, siente la fuerte brisa del viento y la tierra temblar a tus pies… ¡esta escena te cambiará para siempre!

 

Río Nahanni: Agua bendita para los amantes del remo.

Si eres amante del remo, escribe en tu bucket list río Nahanni. ¿Por qué? Es un recorrido increíble que pasa por grandes cañones y aguas termales, además está repleto de vida salvaje e historia. Ya sea que remes durante un mes desde la frontera de Yukón o que hagas un rápido recorrido desde la base de las Cataratas Virginia, será la mejor travesía que puedas hacer por un río salvaje.

 

Circo de las Inescalables (Cirque of the Unclimbables): ¡Cuidado con las caídas!

A post shared by Rocker Wang (@rocker_qd) on

Este paisaje parece sacado de un sueño: picos incrustados en el firmamento parecen acariciar las nubes mientras desafían las leyes de la gravedad. Es el Shangri-La de los alpinistas, con escaladas clásicas como la Torre de la Flor de Loto, el Monte Proboscis y la Aguja Middle Huey. ¿Prefieres quedarte en tierra? La verde pradera Fairie Meadow quizás sea el lugar más bonito en que el jamás hayas acampado.

 

Meseta Ram: El recóndito secreto de Canadá.

Rara vez vista y casi nunca recorrida, esta meseta se alza sobre un maravilloso escenario natural: cerca de sus bordes pasa el cañón del río con una altura de 1,800 metros, los carneros de Dall retozan sobre el paso y las hoodoos (chimeneas de piedra) montan guardia. Maravíllate ante la grandeza de este espectáculo canadiense.

 

Lagos perfectos: ¡Trae tu caña de pescar!

A post shared by KEEN Canada (@keencanada) on

En los lagos Glaciar, Rabbitkettle, Hole-in-the-Wall y Little Doctor, la pesca es buena y el paisaje es aún mejor. Pasa un momento de tranquilidad y cultiva tu paciencia mientras esperas que lucios, truchas y tímalos atrapen el anzuelo.

Related Posts

Socios