Por Kaylee Giffin.

 

Sin dudas, Toronto alberga a algunos de los mejores chefs y restaurantes del mundo. Pero, ¿sabías que en esta ciudad también están algunos de los bármanes más destacados? Desde un bar con referencias a Harry Potter (no tan evidentes para los Muggles como nosotros) hasta tragos con jugo recién exprimido, si estás buscando una experiencia de coctelería digna de subir a Instagram, llegaste al lugar adecuado.

 

Bar Reyna

Un clásico de Yorkville. El Bar Reyna sirve cocteles dignos de la realeza. El Mezcal Smokeshow es una versión condimentada de una margarita, presentado con un borde de sal negra que sorprende y se ve genial en fotos.

 

La carta también incluye el King Arthur’s Concubine, un coctel suave y refrescante con una mezcla perfecta de gin y toques de ruibarbo. Cierra la lista el Stolen Kiss, con su abanico de rodajas de manzana. Este coctel, mezcla de vodka con té chai, es la opción perfecta para una noche templada de otoño.

 

Rush Lane

Lo primero que pensé al ver los cocteles de Rush Lane fue “son demasiado bellos para tomarlos”. Rush Lane se destaca por sus creaciones que incorporan los ingredientes más naturales y refinados. Usan métodos clásicos de coctelería con toques inesperados para lograr resultados sorprendentes.

 

De izquierda a derecha: Butterfly Sour, un coctel púrpura de lo más atractivo, servido en una copa de estilo retro. El Green Goddess, con una infusión de jengibre que sabe a jugo verde y algo más. El Spanish Isle, un coctel color rosado con un acabado de espuma y un toque de menta.

 

Shameful Tiki Room

Shameful Tiki Room

Shameful Tiki Room ofrece una verdadera experiencia hawaiana, con un estilo relajado que da lugar a cocteles tropicales clásicos con un toque único. Algunos ejemplos son el Rum Barrel, donde se destaca el sabor del jugo frutal y la decoración con flores, calaveras y tibias. El Blue Hawaii, una preparación de tonalidad azulada servida en un vaso de daiquiri, recuerda a la piña colada. Para terminar, si tienes compañía, pidan el The Mystery Bowl, un coctel enorme presentado con flores y fuego que no puedes dejar pasar.

 

Planta

Planta es un restaurante totalmente vegetariano cuya propuesta incluye no solo platos deliciosos sino también cocteles que se toman con gran facilidad (quizás demasiada). La carta está llena de cocteles de nombres creativos como Beauty and the Beet, que incluye jugo de remolacha recién hecho, o Peach, Don’t Kill My Vibes, también refrescante y sabroso. ¿Nuestro favorito? Aloe Views (¿hará referencia al disco de Drake?), que incluye aloe vera. Con cualquiera de los cocteles de Planta sentirás que tomaste la decisión correcta.

 

Cocktail Bar

La simpleza del nombre de Cocktail Bar acompaña el ambiente íntimo y la sutil belleza del bar de Jen Agg ubicado en Dundas West. En este bar encontrarás versiones originales de mezclas clásicas. Puedes darte un gusto con el simple y sofisticado Death Bed, un martini mortal (y también muy chic). Si prefieres una opción dulce, el Saskatoon Berry Cobbler tiene sabor a tarta de bayas. Y para los gustos más audaces, está La Cuchilla (mi preferido), un coctel de tequila refrescante y con un toque de páprika ahumada, lima y chili, servido con finas rodajas de pepino.

 

Miss Thing’s

Si buscas cocteles tan deliciosos como fotografiables, no lo dudes más y ve a Miss Thing’s. Al igual que Shameful Tiki Room, Miss Thing’s se inspira en la coctelería estadounidense y hawaiana para encontrar su propio estilo moderno y refinado. La marca distintiva de Miss Thing’s es el toque divertido. Aquí podrás pedir el Electric Banana, que se sirve en un vaso de cerámica con forma de flamenco, decorado con un delfín de plátano. También puedes saborear un daiquiri servido en un coco, llamado The Fuzzy Wawa, o, si prefieres algo más atrevido, el trago de sandía que se viene en un enorme recipiente frutal.

 

The Lockhart

Atención fanáticos de Harry Potter y amantes de los cocteles: The Lockhart es el lugar para ustedes. Aquí preparan el Better Beer, cuyo nombre hace referencia a la cerveza de mantequilla (Butter Beer, en inglés) de Harry Potter. Se sirve en una jarra metálica, con un acabado de crema batida y malvaviscos tostados. Otra de las especialidades es The Botanist, una preparación de color verde con cubitos de pepino, pétalos de rosa y un arreglo floral. Si lo que estás buscando es una experiencia espectacular, ordena The Marauder. Este coctel viene en un frasco con forma de cabeza de ciervo, y se prende fuego antes de beber.

 

Este artículo fue publicado originalmente (en inglés) en el blog Porter review.

¿Quieres explorar Canadá? Reserva un vuelo en Porter ya mismo.

Related Posts