Terranova y Labrador es una provincia única, alejada de las rutas tradicionales y con un estilo auténtico. Desde su gente y su cultura hasta la belleza natural y sus paisajes, esta región tiene más de 500 años de experiencia en complacer a todos los visitantes. Inspírate con esta lista de 10 actividades imperdibles en la zona. 

 

1. Ve el primer amanecer de Norteamérica

El Sitio Histórico Nacional Cape Spear es el punto más oriental de Norteamérica y es el lugar óptimo para estar entre los primeros que ven el amanecer.

 

2. Camina sobre el manto terrestre

La meseta del Parque Nacional Gros Morne es un espacio árido que sobresale en el parque, con un aspecto más similar al de un desierto que al típico paisaje de Terranova y Labrador. Estas rocas se formaron hace miles de millones de años y son algunas de las más antiguas del planeta.

 

3. Practica esnórquel con las ballenas jorobadas

¿Por qué no hacer nuevos amigos? Y que pesen más de 30 toneladas… Déjate sorprender por la inmensidad de uno de los seres vivos más grandes del mundo: la ballena jorobada. Practica esnórquel junto a ellas en el océano Atlántico Norte.

 

4. Ve los primeros rastros de vida en el planeta

El sitio reconocido por la UNESCO más reciente de Terranova y Labrador es la Reserva Ecológica Mistaken Point. Se trata del mejor lugar del mundo para acercarse a fósiles de 565 millones de años de antigüedad, pertenecientes a los organismos multicelulares complejos más grandes y antiguos del planeta.

 

5. Practica kayak entre icebergs de 10,000 años

Sujeta los remos y deslízate entre gigantes de hielo de 10,000 años de antigüedad en varios puntos de las costas norte y este. Encontrarás bloques de todas las formas y tamaños, en tonos que van del blanco más puro hasta el azul más intenso.

 

6. Pasa la noche en un faro en el callejón de los icebergs

Hospédate en un faro histórico de 1922 en una isla desierta en el extremo norte de Terranova. Algunos de los visitantes habituales son las orcas y las ballenas jorobadas, que se acercan tanto a la costa que casi puedes acariciarlas.

 

7. Haz una caminata hasta uno de los cuatro extremos de la Tierra

Brimstone Head, en la Isla Fogo, es uno de los cuatro extremos de la Tierra, según la Sociedad de la Tierra Plana. Sube los peldaños hasta las rocas más altas y deléitate con la vista. Este es el lugar perfecto para una foto, un picnic o para ver el atardecer.

 

8. Viaja 1000 años hacia el pasado y conoce a los vikingos

El descubrimiento es una aventura para intrépidos. Y así eran los vikingos, los primeros europeos en llegar al nuevo mundo, quienes arribaron al Sitio Histórico Nacional Ensenada de las Medusas (L’Anse aux Meadows). Viaja en el tiempo y conoce cómo era la vida en un campamento vikingo del año 1000 d. C.

 

9. Visita la tierra de los espíritus, las montañas, los glaciares y los osos polares

En idioma inuktitut, la palabra “tongait” significa “el lugar de los espíritus”. El Parque Nacional de las Montañas de Torngat cuenta con 9,700 kilómetros cuadrados de naturaleza deslumbrante que se extienden desde el fiordo Saglek hasta el extremo norte de Labrador, y desde la costa del océano Atlántico hasta la frontera con Quebec.

 

10. Camina entre las casas de colores de San Juan

Disfruta de un paseo entre las filas de casas de diferentes colores conocidas como Jellybean Row, ubicadas una pegada a la otra formando un arcoíris a lo largo de calles empinadas y pasajes ocultos. Explora los caminos que te llevan hasta el puerto, desde donde podrás ver el canal The Narrows e imaginar la época en que las aguas de San Juan estaban repletas de goletas pesqueras.

Related Posts

Socios