Este artículo de Guillermo Serrano se publicó originalmente en el blog de Hello BC.

 

Antes de que se construyeran ciudades como Victoria, de que se inauguraran los mundialmente famosos Jardines Butchart y de que rutas de senderismo de renombre internacional como West Coast Trail atrajeran a visitantes de todo el mundo, había pueblos originarios.

 

La Isla de Vancouver es la isla de mayor tamaño sobre la costa del Pacífico de América del Norte continental, más grande que muchos países europeos y asiáticos en masa terrestre. Durante siglos, pueblos originarios como los Salish de la costa, Nuu-chah-nulth y Kwakiutl vivieron en la tierra que mucho después se llamó Isla de Vancouver. El bosque tropical templado y el océano les proveían comida, un medio de transporte y condiciones para cosechar.

 

Hoy, estos grupos de pueblos relatan sus historias mediante presentaciones culturales, arte, aventuras en tierra y agua, así como centros de interpretación con exhibiciones fascinantes.

 

Aquí le brindamos información sobre cinco travesías únicas en la isla de Vancouver, todas a cargo de miembros de los pueblos originarios de la Columbia Británica, deseosos de compartir con usted su cultura viva.

 

Sea Wolf Adventures

Mike Willie comenzó su negocio de taxis acuáticos y turismo autóctono como una forma de reconectar con la tierra y el idioma de su pueblo, a fin de revitalizar la cultura para él mismo y para sus invitados. Su empresa, Sea Wolf Adventures, conecta a los viajeros con Musgamakw Dzawada’enuxw Nation y su patrimonio, mucho del cual está vinculado al Bosque del Gran Oso, la bella y asombrosa maravilla natural cuyo tamaño es aproximadamente el de Bélgica. El bosque tropical está en la parte continental de la Columbia Británica, pero Sea Wolf traslada a los turistas hasta el lugar desde su base de operaciones en Port McNeill, un puesto de avanzada en la región nororiental de la isla de Vancouver.

Mediante excursiones culturales y de avistamiento de osos grizzly con guías autóctonos, Sea Wolf brinda a sus clientes conocimientos sobre las prácticas nativas y una experiencia de contacto con la naturaleza única en la vida.

 

“Nuestra lengua viene de la tierra y es solo un reflejo de nuestro entorno, por lo que la inspiración para mi empresa fue salir al medio natural”, explica Willie, quién creció en Kingcome Inlet, situado en el Bosque del Gran Oso.

 

Willie, cuyo nombre Musgamakw Dzawada’enuxw es T’ɬalis (que significa “ballena que emerge en torno al mundo”), se dedica a ofrecer viajes de inmersión completa en el territorio que fue hogar de su pueblo por milenios.

Paquetes: Sea Wolf Adventures tiene diversos paquetes que incluyen excursiones de avistamiento de osos grizzly y expediciones culturales en la naturaleza donde los turistas pueden viajar al archipiélago Broughton y las islas que lo componen. Consulte la página de visitas turísticas del sitio web de Sea Wolf Adventures para conocer los detalles.

 

Sidney Whale Watching

La ciudad de Sídney es el lugar ideal para ver ballenas porque está ubicada en el centro de la zona de alimentación de la población de orcas de la Isla de Vancouver. Según se dice, aquí los visitantes tienen, en promedio, 30 minutos más de avistamiento que en cualquier otra ubicación de partida en la isla.

 

La empresa familiar Sidney Whale Watching está a solo cinco minutos de la terminal de BC Ferries y del Aeropuerto Internacional de Victoria. Dirigida por su propietario Mike Child, Sidney Whale Watching tiene embarcaciones de 9 metros donde los pasajeros pueden caminar libremente, lo cual les permite ver el mar desde cualquier ángulo de cámara posible. Las visitas guiadas incluyen excursiones en kayaks de mar o la opción de contratar un bote completo.

 

Child destaca que es un privilegio operar dentro del territorio tradicional del pueblo Salish. Él es de Fort Rupert y su nombre Kwakiutl es T’lakudlas.

“A través de las enseñanzas de mis abuelos y mayores, siempre me sentí atraído por el conocimiento tradicional de mi pueblo”, comenta. “Existe una filosofía inherente de mayordomía y respeto que se manifiesta en todas las leyendas, historias sobre los orígenes y maneras simples de hacer las cosas”.

 

Excursiones: Los visitantes pueden elegir entre diversas embarcaciones para experimentar la belleza del Mar de Salish (que incluye el estrecho de Juan de Fuca, el estrecho de Georgia y el estrecho de Puget). Los botes están equipados con plataformas aptas para filmar o tomar fotografías. Incluso tienen hidrófonos para escuchar el lenguaje de las ballenas. Consulte la página de alquiler de embarcaciones privadas en el sitio web de la empresa para obtener más información.

 

West Coast Expeditions

Cuando decide viajar con West Coast Expeditions, no solo disfrutará de la mejor travesía en kayak de mar del planeta, sino también de una cultura que ha subsistido a lo largo de la costa noroeste del Océano Pacífico durante más generaciones que las que se puedan contar.

 

Operada por miembros de Ka:’yu:’k’t’h’/Che:k:tles7et’h’ (Kyuquot y Checleset) Nations, West Coast Expeditions le ofrece la oportunidad de conocer a fondo la cultura nativa. Sus excursiones en kayak de mar altamente personalizadas comienzan en Spring Island en Kyuquot, a unos 150 kilómetros al norte de Tofino. Los visitantes se adentran caminando en un entorno de bosques antiguos y playas idílicas, donde comparten el agua con numerosas nutrias de mar en este cautivador retiro silvestre.

Lana Jules, anfitriona cultural a quien, a menudo, acompañan hasta cuatro generaciones de familiares y amigos de Kyuquot, agasaja a los invitados con un banquete de salmón autóctono y una velada alrededor de una fogata donde se comparte la cultura.

 

Excursiones: Los visitantes pueden contratar excursiones de cuatro a ocho días y elegir excursiones de pesca con el viaje en kayak de mar o aventuras un poco menos agotadoras.

 

Parque provincial marino de la Isla de Newcastle

 

A post shared by Alex Retzer (@a.retz) on

Este parque provincial marino ideal para familias solo es accesible mediante embarcación o transbordador de pasajeros. Pero esto no significa que sea difícil llegar a él.

 

La Isla de Newcastle, tradicionalmente conocida como Saysutshun, se encuentra dentro del puerto de Nanaimo. Una vez en la Isla de Newcastle, estará en el territorio de Snuneymuxw Nation y descubrirá su magia al instante. El parque está rodeado de hermosas playas vírgenes matizadas por la sombra de árboles gigantes. Todo en la isla está a corta distancia y las vistas panorámicas de Nanaimo y las montañas de la Cadena Costera son inspiradoras. Los campistas pueden reservar un sitio y los turistas que solo deseen pasar el día pueden estacionar su automóvil y tomar un transbordador.

Ya en la isla, los senderistas y ciclistas pueden usar las sendas. Los nadadores pueden vadear en piscinas naturales que se llenan con la marea y los amantes de la arena pueden caminar por la playa. Cuando llegue el momento de reponer energía, visite Saysutshun Bistro, donde una casa de té de la década de 1930 restaurada y ubicada en el pabellón de baile sirve hamburguesas, comida ahumada, sopa de mariscos y ensaladas.

 

Actividades: Los guías Snuneymuxw transmiten sus conocimientos sobre las medicinas tradicionales que su pueblo aún usa y comparten historias de su cultura. Las caminatas guiadas en la naturaleza comienzan en el poste tótem. Si le gustaría degustar un banquete, puede coordinar antes de llegar para que un chef Snuneymuxw le cocine el tradicional salmón a la barbacoa. También aprenderá a cocinar salmón rojo con métodos tradicionales. La información turística está disponible en el sitio web del parque.

 

Centro Cultural de Nuyumbalees

 

A post shared by Jamie (@james_deaner) on

Para los pueblos originarios costeros, potlatch era una de sus ceremonias más importantes y sagradas, ya que cumplía un rol fundamental en la organización y la estructura social dentro de sus comunidades.

 

Después de la introducción de leyes antipotlatch por parte del gobierno federal canadiense en 1884, estas ceremonias tuvieron que celebrarse en forma clandestina. Las personas que participaban en una potlatch, con frecuencia, eran arrestadas y algunas encarceladas, además de que se confiscaban sus objetos ceremoniales.

A post shared by Gomlife (@gomlife1) on

Con el paso de los años, muchas de estas piezas fueron extraídas de Vancouver para llegar a museos y colecciones privadas de todo el mundo. En 1975, los jefes designados por herencia y elección de Kwakiutl Nation fundaron la Sociedad de Nuyumbalees para negociar el regreso de su colección de objetos y vestimentas de potlatch. En 1979, el Centro Cultural de Nuyumbalees abrió sus puertas con el fin de revitalizar el idioma y la cultura de los Kwakiutl. Puede visitar este sitio importante y ver los objetos restituidos este otoño.

 

Clases: Se ofrece una clase de conversación como introducción básica al idioma y la cultura de los Kwakiutl. Visite el sitio web del centro para registrarse.

Related Posts

Socios