Maravillas Naturales Canadienses Cerca De La Ciudad

Rocky Mountains

Canadá es un lugar muy grande, pero para nada está vacío. De hecho, está lleno hasta el tope con increíbles maravillas naturales que dejarán sin aliento a todos los amantes de la vida al aire libre; ah, y no tienes que volar hasta rincones lejanos para disfrutarlas. Hay maravillas de no creerse muy cerca de las más grandes ciudades del país.

Aquí te presentamos una ojeada a muchas maravillas naturales que puedes experimentar a sólo dos horas de algún importante centro urbano

Cataratas

A menos de dos horas en auto desde Toronto, se encuentra la maravilla natural más famosa de Canadá: las cataratas del Niágara. Podrías pensar que si ya las viste una vez, ya lo has visto todo, pero el sonido del agua a medida que te vas acercando, la brisa en la cara cuando volteas 50 metros hacia arriba ante una verdadera maravilla natural y la magnitud de la fuerza de las cataratas hace que lo sientas hasta la médula de los huesos… la realidad es que todo esto es algo de lo que nunca nos cansaremos. Además, la comunidad de Niagara Falls es toda una ciudad por derecho propio, llena de atracciones, entretenimiento y una cocina asombrosa. Si buscas experimentar una maravilla natural canadiense, esta es la opción.

A photo posted by @carlottamaltese on

Mucha gente se sorprende al descubrir que hay una caída de agua que es una y media veces más alta que las cataratas del Niágara y se encuentra a minutos de la ciudad de Quebec. Con 272 pies, las cataratas de Montmorency es un lugar digno de admirarse, tanto desde dentro de la ciudad, como cara a cara en el parque de las cataratas Montmorency (Parc de la Chute-Montmorency, en francés). Pasea cerca de la base o súbete al teleférico que te lleva hasta la cima y ofrece una vista espectacular. Los visitantes más intrépidos pueden hacer senderismo por alguna de las tres vías ferrata, y detenerse en los miradores del camino para hacer tomas dignas de Instagram, o incluso cruzar las cataratas en tirolesa.

Luego tenemos las cataratas Shannon, una bella caída de agua a menos de una hora en auto desde Vancouver. Localizadas en el parque del mismo nombre, las cataratas nacen 1,000 pies por arriba del nivel de mar y se precipitan entre desfiladeros de piedra. Localizadas junto a la autopista Sea to Sky, esta caída de agua es muy accesible y bien vale la pena el rápido recorrido desde la ciudad.

Auroras boreales

Canadá ofrece algunas de las mejores vistas de las auroras boreales en todo el mundo, y a veces ni siquiera tienes que salir de la ciudad para gozarlas.

Los Territorios del Noroeste ofrecen algunas de las mejores, si no es que LAS mejores vistas de auroras boreales en el mundo. Para ver brillantes rojos, azules, verdes y amarillos danzando a través del cielo nocturno, todo lo que tienes que hacer es asomarte a la ventana de tu hotel en la ciudad capital Yellowknife, que es conocida como la “capital de las auroras en Norteamérica”. Dentro de la ciudad también podrás experimentar las auroras boreales en trineos de perros o en un cómodo tipi.

A photo posted by Al Douglas (@alexgdouglas) on

La capital de Yukón, Whitehorse, es también un lugar fantástico para ver esta maravilla natural en acción. La ciudad misma a veces se encuentra bajo cielos multicolores. A sólo 20 minutos de la ciudad, puedes dejar las luces atrás y disfrutar de las auroras en medio de la naturaleza, antes de irte a dormir a una tienda de campaña al estilo de los buscadores de oro.

Si no puedes hacer el viaje hasta los territorios de Canadá, también se han sabido de algunas cuantas y raras apariciones de las auroras boreales en Edmonton, en la reserva de cielo oscuro Torrance Barrens, un par de horas al norte de Toronto, e incluso en el parque nacional de la Isla Príncipe Eduardo, media hora al norte de la ciudad capital, Charlottetown.

Playas

A photo posted by Allison McCabe (@allie_mcc) on

Sólo necesitas viajar 10 minutos desde la ciudad de Toronto para entrar a un mundo de playa completamente diferente. Súbete al ferry y viaja a Toronto Island y a sus tres fabulosas playas. Acuéstate sobre tu toalla y disfruta lo mejor de la naturaleza con hermosas vistas de la ciudad.

A photo posted by #foeanddear (@foeanddear) on

Finalmente, más o menos a una hora al noreste de Winnipeg, Manitoba, se encuentra Grand Beach, a veces catalogada como una de las mejores playas del país. Ahí, a orillas del lago Winnipeg, encontrarás dunas que se elevan a casi 40 pies, y excelentes oportunidades para asolearte y nadar.

A photo posted by Josh (@snapsonsnapsonsnaps) on

Sólo necesitas viajar 10 minutos desde la ciudad de Toronto para entrar a un mundo de playa completamente diferente. Súbete al ferry y viaja a Toronto Island y a sus tres fabulosas playas. Acuéstate sobre tu toalla y disfruta lo mejor de la naturaleza con hermosas vistas de la ciudad.

Finalmente, más o menos a una hora al noreste de Winnipeg, Manitoba, se encuentra Grand Beach, a veces catalogada como una de las mejores playas del país. Ahí, a orillas del lago Winnipeg, encontrarás dunas que se elevan a casi 40 pies, y excelentes oportunidades para asolearte y nadar.

Otras maravillas naturales

A photo posted by Jamie Lauder (@jamie.lauder) on

Cada año, miles y miles de esquiadores y snowboarders llegan a las montañas de Whistler para disfrutar las mejores condiciones de nieve que pueda haber en algún lugar. Durante el verano, estas montañas se convierten en un perfecto lugar para el ciclismo de montaña y para hacer senderismo. Súmale las increíbles aguas termales, lagos y ríos que hay en la zona, y no es difícil adivinar por qué la gente llega en grandes cantidades a este lugar, 90 minutos al norte de Vancouver, para sumergirse en la naturaleza.

A photo posted by gopro (@gopro) on

Y ya que estamos en el tema de las montañas, las Rocallosas son indudablemente una maravilla natural, que puedes disfrutar después de un corto viaje en auto de 90 minutos desde Calgary. Ese rápido recorrido te llevará hasta el incomparable parque nacional Banff, hogar de glaciares, bosques, ríos, valles y, claro, montañas que te impactarán por su tamaño y belleza. En este parque encontrarás el pintoresco lago Louise, con sus aguas azul turquesa y asentado perfectamente frente al glaciar Victoria, ¡te dejará con la boca abierta! Luego está el hermoso lago Moraine, igualmente merecedor de foto y un gran lugar para una rápida caminata o para remar un rato.

A unas dos horas de Calgary, en la otra dirección, se encuentra el parque provincial Dinosaur, uno de los cementerios de dinosaurios más grandes del mundo. En medio de rocas, peñascos y otras formaciones rocosas del parque se han encontrado fósiles de cerca de 500 especies de animales y de unos 40 dinosaurios.

Del otro lado del país, tanto Nueva Escocia como New Brunswick son sede de una maravilla natural internacionalmente conocida: la bahía de Fundy. Hogar de las mareas más altas del mundo, más de 100 mil millones de toneladas de agua de mar entran y salen de la bahía dos veces, todos los días. El cambio del nivel del agua que resulta de este hecho, una variación de 39 pies, ha moldeado un paisaje único de la línea costera y de toda la región, pero donde se muestra de manera más impresionante es en las singulares rocas Hopewell, a sólo 30 minutos de Moncton, la segunda ciudad más grande de New Brunswick.

Por último pero no menos importantes, es el pequeñísimo Mar Muerto de Canadá, el lago Little Manitou. Localizado a poco más de una hora en auto de Saskatoon, este lago único es de agua salobre que aparentemente posee propiedades para el cuidado de la piel y el cuerpo. Estas propiedades tienen su origen en la concentración de sales minerales, magnesio, sílice y potasio, entre otros minerales que hay en el agua. Ve a flotar o a rejuvenecer tu cuerpo.

Estas son sólo algunas de las maravillas naturales de Canadá que quedan cerca de alguna gran ciudad. Si te gustan los viajes en carretera, o estás dispuesto a aventurarte por la naturaleza, hay mucho más que explorar. Comienza revisando algunos de nuestros increíbles parques nacionales.

Related Posts