Si realmente quieres experimentar un lugar, debes pedirle consejos a un lugareño. Y eso es lo que nos propusimos hacer cuando le pedimos a los canadienses de cinco ciudades de todo el país que hicieran itinerarios a la medida para aquellos que les encanta descubrir lo inesperado y salir de los destinos más comunes. ¿El resultado? Una guía local para cada ciudad, que no es tanto un itinerario, sino una colección de cosas que hacer, comer, probar y experimentar.

 

Si buscas un lugar donde la ciudad se encuentra con la naturaleza, no busques más que en Calgary. La ciudad en sí está llena de creatividad y lugares frescos para comer, beber y ser visto. Y a menos de una hora y media de distancia, encontrarás las Montañas Rocallosas, donde hallarás una aventura en las laderas, en los bosques y en las cristalinas aguas turquesas.

 

Tamara de Globe Guide presenta las mejores actividades para hacer en Calgary y Stephanie de Travel Break las presenta para el entorno natural. Echa un vistazo a sus experiencias en el video de arriba, luego sigue leyendo para planificar tu propio viaje a estos lugares famosos de Alberta.

 

Día 1: Vibras céntricas y aventura urbana

 

Si eres como la mayoría de las personas, tu día comienza con un café y en Calgary, un local favorito es Phil y Sebastian. Dirígete a su ubicación en el histórico edificio Simmons y toma un café con un bocadillo. Disfruta del ambiente industrial junto con (posiblemente) la mejor taza de café de la ciudad. Luego, sube a una bicicleta y realiza un recorrido autoguiado en bicicleta por los lugares más fotogénicos de Calgary. Las visitas obligadas incluyen el Prince’s Island Park, el puente Peace Bridge, la Escultura del País de las Maravillas y el East Village.

Después de un buen paseo, puedes almorzar en CHARCUT Roast House. Aquí encontrarás deliciosa comida típica inventada por los fundadores John Jackson y Connie Desousa. Con ensaladas, sándwiches y salchichas caseras, te espera un deleite gastronómico. También tienen un menú especial rápido para almorzar si estás apurado y quieres continuar rápidamente con tus planes de la tarde.

A post shared by charcut (@charcut) on

Después del almuerzo, dirígete al Skyline Luge en el Winsport Olympic Park. Esta es la manera perfecta de encontrar un poco de adrenalina en la ciudad. ¿Qué es el Skyline Luge? Es como Mario Kart, donde puedes conducir a gran velocidad por una pista. Descrito como "un exclusivo recorrido por gravedad con ruedas que proporciona a los conductores un control total sobre su descenso en una pista especialmente diseñada", podrás navegar por los giros y vueltas a través de esta pista de luge que tiene casi 6,000 pies de longitud. Es realmente una descarga de adrenalina y una excelente manera de pasar la tarde.

A post shared by Johany Jutras (@johanyjutras) on

El “happy hour” se acerca en The Ship and Anchor, supuesta cuna del César, una bebida que se parece mucho a un Bloody Mary, pero con un toque canadiense. El ambiente de este lugar es optimista y es un lugar perfecto para compartir con los lugareños y descubrir sus próximos movimientos. Si son particularmente amigables, llévalos contigo a la cima de la Torre de Calgary para disfrutar de una increíble vista de la puesta de sol antes de dirigirte a Bocce, un lugar favorito local de fantástica comida italiana para cenar. Termina la noche con margaritas en Anejo.

 

Día 2: La gran aventura al aire libre

 

Levántate temprano y tendrás la oportunidad de explorar la increíble naturaleza y los parques nacionales que rodean a Calgary. Dirígete a Banff y disfruta de un café y un desayuno en el Evelyn’s Coffee World antes de tomar un servicio de traslado gratuito al teleférico de Banff en Sulphur Mountain. Aquí, podrás disfrutar de un increíble paseo en teleférico que te llevará a la montaña para experimentar una impresionante vista de las seis increíbles cadenas montañosas que se extienden a tu vista. Deambula por la zona y la parte superior y toma algunas fotos dignas de desmayarse.

Para continuar con el tema de la exploración, renta una bicicleta y explora el parque. Es mucho más fácil desplazarse por este parque, a menudo concurrido, a pie o en bicicleta, así que considera planificar tu día en torno a estas dos formas de transporte. Pasea en bicicleta por las orillas del Lago Minnewanka y, finalmente, admira las impresionantes aguas color turquesa que estabas esperando. Sigue pedaleando hasta llegar a Bow Falls, que se hizo famoso en varias películas de Hollywood, y finalmente al "Castillo de las Montañas Rocallosas", el Fairmont Banff Springs. Haz una parada para visitar este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y experimenta su grandeza.

Después de todo ese ciclismo, es hora de almorzar en The Maple Leaf, un lugar rústico y refinado que sirve cocina de la Nueva Canadá, antes de dirigirte al sitio histórico Cave and Basin, tan único como hermoso. Termina con un paseo por el sendero Fenland Trail a lo largo de los Lagos Vermillion, antes de regresar a la ciudad para cenar en un lugar discreto como Anju, un restaurante coreano y moderno, o Model Milk, un sitio acogedor que ofrece un menú que cambia constantemente.

 

Día 3: Descansa en la ciudad.

 

Después de un día de aventura, relájate con un café por la mañana en Monogram Coffee. Más que un café, los lugareños optan por la tostada de avellanas que hay aquí: una rebanada de pan de una panadería local con crema de labneh, y con encima avellanas y miel. Incluso, puedes quedarte un rato y disfrutar de una segunda sabrosa tostada en este elegante café.

A post shared by Laura (@laura.gb_) on

Café en mano, dirígete a la Isla de San Patricio para encontrar la naturaleza en la ciudad. Este extenso paraíso natural cuenta con zonas verdes, playas, parques infantiles y algunas colinas. Lleva un libro y lee junto al agua o simplemente disfruta del paisaje mientras tomas algunas fotos. Come en Una Pizza + Wine, antes de visitar la infame 17th Ave (también conocida como The Red Mile, la Milla Roja), donde encontrarás tiendas y todo tipo de vitrinas divertidas. Continua tu tarde tranquila remando en el Embalse de Glenmore, donde el kayak y canotaje son populares.

Después de haber ejercitado tus brazos y ver toda la vitalidad del ambiente “urbano unido a la naturaleza” de Calgary, disfruta de Cannibale, un lugar clandestino con una barbería en su interior. Luego, asiste a un show en vivo en algún establecimiento de la zona, tal como The Blues Can, The HiFi Club, o el National Music Centre.

 

¡Hay mucho por hacer después de los primeros tres días en Alberta! Descubre más atracciones aquí y comienza a planificar tu viaje.

Related Posts

Socios