Te decimos todo lo que necesitas saber para disfrutar una aventura en Alberta.

Este artículo de Michael Hingston se publicó originalmente en el blog de Travel Alberta.

 

Decenas de visitantes de todas partes del mundo llegan a este lugar. Vienen a este rincón majestuoso pero modesto de las Rocallosas canadienses, donde hay pocas señales para orientarse y un solo baño público en varios kilómetros a la redonda.

 

Llegan aquí en busca de una sola cosa: las burbujas.

 

Las burbujas en sí no son únicas desde el punto de vista ecológico. De hecho, los millones de diminutos sacos de metano dispersos por el hielo del lago Abraham son un derivado natural de la materia orgánica que se descompone en el lecho de todos los lagos. En este caso, existen desde que se creó el lago, a principios de la década de 1970, como parte de la presa Bighorn Dam.

Fuertes vientos pulen la ‘ventana’ de hielo

Durante décadas, el lago Abraham fue un secreto local. Hasta que, hace poco, se viralizó una serie de publicaciones en Instagram de autores como Paul Zizka, un fotógrafo de Banff.

 

A eso le siguió una rápida ola de entusiasta cobertura periodística en medios como National Geographic, el New York Times y la revista Smithsonian.

 

“De pronto, todos llamaban y preguntaban por las burbujas”, dice JP Fortin, copropietario de Pursuit Adventures, una empresa turística con sede en Red Deer.​

 

Ahora, turistas desde Japón hasta Australia han comenzado a adentrarse en el lago Abraham para pararse sobre el hielo y ver con sus propios ojos esta sinfonía subacuática congelada... y luego sacarse una selfie, por supuesto.

Recorridos en raquetas de nieve para explorar el Cline River Canyon

Para quienes busquen un acompañamiento experto, Pursuit Adventures ofrece una excursión de un día completo por la zona, que forma parte del imponente David Thompson Country.​

 

Desplazándote en raquetas de nieve por el Cline River Canyon, recorrerás un hermoso tramo del bosque que, de pronto, desemboca en el cañón, frente a un par de enormes glaciares.

 

Lo primero que notas es el silencio. De hecho, las únicas personas con las que se encontró nuestro pequeño grupo en toda la mañana fueron cuatro escaladores que, durante el fin de semana, estaban intentando escalar las cascadas de hielo de 50 m a nuestro alrededor, mientras comíamos nuestro almuerzo (preparado en casa) junto al lecho congelado del río.​

 

Mientras caminamos por la nieve, Fortin —un habitante de Alberta de voz suave, originario de Gaspé, Quebec— nos cuenta historias y chismes sobre la zona y, con encanto, describe hasta las peores pesadillas logísticas como “desafíos”.​

 

Él y su esposa Danielle fundaron Pursuit en 2010 para mostrar a los visitantes todas las maravillas que se encuentran entre Jasper y Banff, dos conocidos centros turísticos de las Rocallosas.

 

Y la voz ya se está difundiendo: la empresa funciona a tiempo completo desde hace cinco años.

Los buscadores de burbujas se reúnen como criaturas salvajes

Con el estómago lleno de bagels y humus de Red Deer, avanzamos con las raquetas para salir del valle y regresar a la camioneta.​

 

Unos minutos después de haber salido al camino, el lago Abraham entra en nuestro campo visual, junto con grupos de vehículos aparcados a un lado, de una forma bastante azarosa, que sugiere que se ha materializado una manada de criaturas salvajes.​

 

Fortin mueve la cabeza con complicidad: son todos buscadores de burbujas, como nosotros.

 

Es posible disfrutar del lago Abraham por cuenta propia. Con las condiciones adecuadas, el hielo tiene un espesor sólido de 60 cm, y no se necesita ayuda para hallar las burbujas. Literalmente, están por todas partes.

 

Sin embargo, no se puede negar el valor de contar con alguien como Fortin en el timón, que señala las mejores vistas, que pueden cambiar de una semana a la otra de acuerdo con el tiempo. También es agradable contar con un guía para mayor seguridad. Los guías de Pursuit no solo saben cuándo es seguro caminar por el hielo, sino que también entregan a sus excursionistas unos miniclavos para colocar en sus botas.

 

Y si solo estás allí para recrear una fotografía que has visto en Instagram, Fortin puede mostrarte qué montañas salen mejor de fondo.

Podrás hallar soledad incluso en los días más concurridos

Aun los días que recibe más visitas, el lago Abraham ostenta una serena soledad si se compara con muchos destinos de las Montañas Rocallosas.

 

Al recorrer la superficie del lago y mirar hacia abajo, la visión de las burbujas congeladas es casi tan alucinante como la del horizonte hacia picos como el Monte Michener. En este lugar, es fácil convencerse de que se está completamente solo, rodeado por algunos de los mejores paisajes que Alberta tiene para ofrecer.​

 

Fortin regresa hacia nuestro grupo con termos con chocolate caliente y bolsas de galletas tipo graham caseras, que son muy bien recibidas.

Los guías pueden mantenerlo a salvo

Aventurarse en cualquier lago congelado puede ser peligroso. Al ser un embalse, los niveles del agua debajo del hielo del lago Abraham pueden fluctuar, lo que aumenta el riesgo de caer al agua por rompimiento de la superficie.

 

La opción más segura es visitarlo con la compañía de un guía.

Related Posts

Socios