Te decimos todo lo que necesitas saber para disfrutar una aventura en Alberta.

Este artículo de Jody Robbins se publicó originalmente en el sitio web de Travel Alberta.

 

Alberta es ideal para ir de camping, pero no todo el mundo tiene el equipo necesario y, mucho menos, el espacio necesario en la mochila. Así surgen los campamentos de lujo o “glampings” (de glamur + camping, en inglés). Alberta está colmada de alojamientos lujosos al aire libre que eliminan el esfuerzo del campismo. Los campamentos de lujo ofrecen camas cómodas, agua corriente y a veces calefacción, a la vez que permiten tostar malvaviscos en torno a una fogata, la mejor parte de los campamentos. Ya sea en yurtas, carpas estilo safari o burbujas, volver a la naturaleza nunca fue más fácil en estos nueve lugares de Alberta acondicionados para glamping.

 

1. Parque Provincial de los Dinosaurios

 

El Parque Provincial de los Dinosaurios es famoso por ser uno de los sitios con fósiles de dinosaurios más significativos del mundo (la cantidad de esqueletos desenterrados es sorprendente), pero la mejor parte es pasar ahí la noche. Puedes levantarte de la cama (sí, de una verdadera cama) y comenzar a buscar fósiles, por tu cuenta o con un guía, exactamente al lado de tu lugar de acampar. Estas carpas tienen paredes y pisos elevados del suelo para brindar a los cazadores de dinosaurios mayor calor y comodidad. Las almohadas, sábanas y cobertores están incluidos, por lo que solo debes traer tu propia comida, que puedes guardar en un mini refrigerador.

 

2. Parque Nacional Elk Island

 

Las carpas permanentes oTENTik son una combinación de carpa y cabaña alpina y están disponibles en muchos parques nacionales de Alberta. Las que están aquí ofrecen a los campistas de lujo un primer plano de la mayor concentración de mamíferos con pezuñas del mundo. En este lugar, los “embotellamientos” de bisontes son un fenómeno. En Astotin Lake Campground, las oTENTik incluyen camas para seis personas, una mesa, sillas y electricidad. Además, tendrás tu propio espacio para acampar, con lugar para fogatas, sillas Adirondack, una parrilla de gas y una mesa para pícnic. Cerca de tu lugar, hay baños con duchas, una cocina compartida y agua potable.

 

3. Parque Nacional Waterton Lakes

Todos los veranos, en Crandell Mountain Campground, un lugar sumamente bello sobre Red Rock Parkway, se montan dos tipis tradicionales de las Primeras Naciones. Con esta legítima experiencia natural, deberás traer solo algo más de equipo, como tu propia colchoneta para dormir, sábanas y utensilios de cocina. De cualquier manera, la tarea de limpieza es mínima y además la comida sabe mucho más sabrosa cuando se cocina al aire libre. Mucho tiempo después de que acabe el verano, seguirás presumiendo el haber pasado la noche en este refugio tan exclusivo.

 

4. Parque Provincial Pigeon Lake

A lo largo de la orilla del lago Pigeon Lake se instalaron varias yurtas, que son estructuras redondas aisladas sobre plataformas de madera, acondicionadas como habitaciones de hotel. Solo tienes que traer la comida y las sábanas; el resto está incluido, hasta los palitos para asar salchichas. Después de pasar el día relajado en el lago, contempla el dulce atardecer desde tu plataforma, mientras enciendes la parrilla de gas. Esto es muy inusual en el mundo de los campamentos: cada yurta tiene una rampa de madera y una litera baja para facilitar el acceso mediante silla de ruedas.

 

5. Sitio histórico nacional de Rocky Mountain House

Decisiones, decisiones. En este sitio histórico nacional, deberás elegir entre pasar la noche en un tipi de las Primeras Naciones o en una tienda de cazadores franco-mestizos (o los métis). En los tipis, se duerme en tapetes sobre el piso de madera, mientras que las tiendas de cazadores tienen camas reales. En ambos alojamientos, hay mesas y sillas rústicas y lugar para fogatas afuera. Para acentuar aún más esta auténtica experiencia del patrimonio cultural, se ofrece a los campistas una piel de bisonte para abrigarse, un kit de cocina de la época, ingredientes para cocinar pan casero tradicional o bannock y para preparar té de cazador y un kit para encender el fuego con pieza de acero y pedernal. No te preocupes, nadie te juzgará si recurres a los antiguos cerillos, pero te recomendamos tomar la clase gratis de cocina de la época.

 

6. Parque Provincial de Writing-on-Stone

El parque provincial de Writing-on-Stone, un sitio sagrado ubicado en el tranquilo valle del río Milk, elimina todo el estrés causado por la ciudad. Ofrece un escape para quienes se sienten exhaustos, con innumerables chimeneas de hadas y la mayor concentración de pictografías de las Primeras Naciones de América del Norte. Reposa en una gran carpa tipo safari equipada con una cama, un futón, una chimenea eléctrica y una mesa de comedor.

 

7. Parque provincial Pequeño Lago de los Esclavos

Alquilar una cabaña en el bosque suena atractivo, pero no precisamente lujoso. Para ese nivel extra de confort, reserva The Nest, una cabaña de madera bañada por el sol que está entre el Pequeño Lago de los Esclavos y el centro boreal de conservación de aves. Esta instalación de Alberta Parks para acampar con comodidad incluye una chimenea de leña, una cocina completa, regaderas y servicio de lavandería. Tiene capacidad para albergar hasta 10 huéspedes en habitaciones privadas con literas o camas tamaño queen.

 

8. Parque Sir Winston Churchill

Es el único parque provincial de Alberta ubicado en una isla con lugar para acampar frente al lago en Lac La Biche. Estas espaciosas cabañas pueden albergar hasta ocho personas y son ideales para familias grandes. Algunas de las unidades están disponibles durante todo el año. Gracias a la calefacción eléctrica, te mantendrás calientito aún después de contemplar las auroras boreales. Los escusados con cisterna, las regaderas, la iluminación, una cocina completa y un muelle privado facilitan el buen comer en este sitio popular para campamentos lujosos.

 

9. Cypress Hills

Mientras estés en Cypress Hills, meseta alta que se eleva sobre praderas acolchadas con valles frondosos y bosques de pinos, se te absolverá por pensar que estuviste acampando en las Montañas Rocallosas. En el parque provincial hay tres cabañas o refugios perfectamente ubicados para recorrer los senderos. Cuando no hay mucha nieve, puedes acceder en coche (en invierno, una opción es desplazarte en esquíes de fondo o raquetas de nieve). Carga tu propio sleeping bag, una estufa para campamento y agua. El resto está incluido. Tienes a tu disposición literas con colchones, una mesa de comedor con sillas y utensilios de cocina.

Related Posts

Socios