Invierno en la Ciudad de Quebec

#AhoraEsCuando
Más Información

Este invierno, descubre la Ciudad de Quebec. Estarás en Norteamérica, pero te sentirás en Europa. ¿Estás listo para mezclar cultura e historia con diversión? Este increíble destino y sus alrededores te ofrecen un invierno muy especial. Contágiate con su amor por la nieve mientras realizas cientos de actividades que te ayudarán a entrar en calor. Déjate encantar por su cultura y su reconocida hospitalidad, así como por el melodioso acento de sus residentes. La influencia francesa y británica que componen esta cuidad te van a enamorar. ¡Es momento de poner en práctica esas clases de francés!

Además de ser la única ciudad fortificada en Norteamérica, esta histórica ciudad es Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO. Abrígate bien y recorre las pintorescas calles del Viejo Quebec cubiertas por una capa de nieve y decoradas mágicamente. Asómbrate con sus impresionantes iglesias, catedrales y capillas, testimonio de la herencia religiosa de aquellos que inmigraron para poblar esta colonia. Si quieres apreciar su colorido pasado, da un paseo en las calles adoquinadas de Place-Royale o admira el majestuoso río St. Lawrence mientras caminas por la terraza Dufferin, la cual se extiende desde el pie de la Citadelle hasta el Château Frontenac, ¡el hotel más fotografiado del mundo!

¿Buscas el destino más romántico? ¡La Ciudad de Quebec lo es! Claro, además de ser divertida, dinámica y vibrante. No importa a donde vayas, encontrarás “joie de vivre”; entre su gente, en las calles, tiendas, restaurantes y en los numerosos eventos que hacen tan emocionante este destino.

Planea tu viaje durante la temporada de fiestas y siéntete como en un cuento de hadas en los mercados navideños. Aprovecha tu visita y da la bienvenida al año nuevo en la Grande Allée o bien hospédate en el Hotel de hielo, una obra de arte invernal para vivir una experiencia única en la vida. Por si te lo preguntabas, el hotel se diseña y construye cada año y sus habitaciones tienen una temática diferente cada vez. No lo vas a creer, pero ¡tiene hasta su propia capilla hecha completamente de agua congelada!  

Si vienes en febrero, déjate llevar por el ambiente festivo del carnaval de invierno. ¡Es el más grande del mundo! Hay pistas de hielo, paseos en trineo, carreras de canoa a través del hielo, desfiles nocturnos llenos de color, un concurso de esculturas de nieve y mucho más. Estos canadienses sí que saben aprovechar el clima frío.

¿Te interesan las compras? Enamórate del trabajo de los talentosos artesanos de Petit-Champlain, una de las calles más bellas de Canadá o toma un tour de la ciudad y descubre todos los rincones de este encantador destino. Desde el mercado del Viejo-Puerto, los bellos vitrales y esculturas del Santuario Sainte-Anne-de-Beaupré hasta el barrio de St-Jean Baptiste. Aquí, pasea por sus calles repletas de boutiques, bares y acogedores cafés. Además, no te puedes perder los museos de bellas artes e historia, así como los centros de interpretación en donde aprenderás de la manera más divertida acerca de la herencia de este histórico lugar.

Si eres amante de la gastronomía, la Ciudad de Quebec y sus alrededores son un destino de ensueño para ti. Deléitate con su cocina gourmet elaborada por chefs de renombre internacional que reinventan los platillos clásicos y crean nuevas maneras de usar productos locales con creatividad y finura. En el menú: cocina francesa, cocina regional e internacional. Además, visita las famosas cabañas de azúcar, ubicadas en medio del bosque, para vivir una experiencia típica quebequense. Prueba la sopa de chicharos, huevos revueltos, frijoles dulces y el suculento jamón cubiertos con miel de maple, entre muchos otros productos elaborados con este dulce sabor. ¿Ya se te antojó?

Si quieres disfrutar el aire fresco, ponte tu abrigo y tus guantes y dirígete a las Planicies de Abraham, ubicadas en el corazón de la Ciudad de Quebec. Ahí, goza de un conjunto de actividades al aire libre, entre ellas patinaje y esquí de fondo. A solo 10 minutos del centro, maravíllate con las cataratas de Montmorency que tienen 83 metros de altura. ¿Sabías que son más altas que las de Niágara? Después, prepárate para descender por sus pistas de esquí o recorre sus senderos blancos y deslumbrantes ya sea caminando con raquetas de nieve o a bordo de una motonieve. Para sacar mayor provecho a la temporada de invierno, aprende una nueva actividad como la pesca en hielo.

Deja que la Ciudad de Quebec y sus alrededores te envuelvan este invierno con sus calles bulliciosas, festivales, museos, arquitectura ecléctica y hermosa naturaleza.

Socios

Are You Interested in an Incredible Experience?

¿Estás interesado en esta increíble experiencia?

Llena el siguiente formulario y un representante se comunicará contigo a la brevedad.